Recompensa tras el «trabajo duro»

Recompensa tras el «trabajo duro»

Tres brillantes estudiantes, los mejores de los Premios Extraordinarios de Bachillerato

O. ESTEBAN

«He trabajado duro y se agradece el reconocimiento». Sergio Junquera Pérez ofrece el secreto para estar entre los mejores. El esfuerzo. Eso es lo que ha llevado a Sergio, Lorcan Quain Solís y Carmen Inés Antuña Hörlein no solo a destacar en sus currículos y en la PAU. Ahora, también, a haber obtenido las mejores calificaciones en las pruebas para los Premios Extraordinarios de Bachillerato 2016. Hace solo unos días, unos 200 alumnos asturianos se sometieron a los exámenes. Todos son brillantes. De hecho, para participar en el proceso debían acreditar una nota media de Bachillerato de al menos 8,75. Se sometieron a tres pruebas y ayer se dieron a conocer los resultados.

Lorcan Quain Solís ha sido el mejor. Su nota: 26,65 sobre 30 puntos posibles. En el tercer examen logró un 9,65. Recién salido de las aulas del IES Pando, de Oviedo, las buenas calificaciones no son nada nuevo para él. Consiguió uno de los premios al rendimiento académico en la ESO, en el año 2014. Más recientemente, ha obtenido un Sobresaliente en la PAU: su 9,550 fue, de hecho, la segunda mejor nota de su instituto. También ha sido uno de los ganadores de la Olimpiada de Física de este curso. Cierra, por lo tanto, un año académico brillante, con un expediente de Bachillerato de 10. Notas que le llevarán a Ingeniería Aeroespacial o Mecánica, aún por decidir. Y notas que aún le han dejado tiempo para estudiar chino y para ir a la piscina dos veces a la semana. ¿Cómo lo ha logrado? «Estudiando todos los días, atendiendo en clase y trabajando duro».

«Derrotado» tras la PAU

Exactamente lo mismo que Sergio Junquera Pérez, ya exalumno del IES Rosario Acuña. Este gijonés consiguió una de las diez mejores notas de la PAU, un 9,85. Después de aquel esfuerzo admite que acabó «derrotado» y que tan solo tuvo fuerzas para «repasar un poco Historia» antes de presentarse a este examen. Algo que hizo, explica, por indicación del jefe de estudios del instituto. Cansado o no, la cuestión es que Sergio ha conseguido la segunda mejor calificación en la prueba, un 25,40. En la tercera prueba, la de Física, acarició la perfección: 9,90. No es de extrañar que su futuro vaya a pasar por ese mismo área: ya ha realizado la preinscripción en el doble grado de Física y Matemáticas. Ha sido «un curso redondo. He trabajado muy duro y se agradece el reconocimiento». Como Lorcan, también dice tener tiempo libre, para videojuegos, música y lectura.

También le ha echado muchas horas Carmen Inés Antuña Hörlein, que tras estudiar en el ovetense IES Aramo se ha situado como tercera mejor nota en los Premios Extraordinarios de Bachillerato, con un 24,15. Aunque sorprendida, las calificaciones excelentes no le son ajenas: 9,82 en el expediente de Bachillerato y 13,6 en la PAU. Aunque dice no saber cuál es el secreto de semejante trayectoria estudiantil, la clave está «en las horas y el esfuerzo», sin olvidar «la motivación desde casa». En cuanto al futuro, lo intentará con Química, aunque no está del todo convencida. Más allá de los libros, Carmen opta por la flauta travesera y el tiro con arco.

Consiguieron las siguientes mejores notas José García García (La Ería), Miguel Armayor Martínez (Jovellanos) y Jorge Álvarez González (la Inmaculada).

 

Fotos

Vídeos