Un 22% de los facultativos del Centro Médico trabaja en el Sespa

La Consejería de Sanidad envió en 2015 a este hospital privado a 739 pacientes, el mismo volumen que en 2011, cuando gobernaba Foro

LAURA FONSECA

El 22% de los facultativos vinculados al Centro Médico, una de las mayores entidades de medicina privada de la región, trabaja también en la sanidad pública, es decir, en el Servicio de Salud (Sespa). Así lo señaló ayer el director médico de dicha institución durante su comparecencia ante la comisión de listas de espera de la Junta General. Jesús González, cirujano y especialista de digestivo, fue llamado a declarar en el marco de la investigación iniciada por el Parlamento para intentar determinar si hubo irregularidades en la gestión de las demoras sanitarias del Sespa. A pesar de que el trabajo pretende analizar qué ocurre dentro del sistema sanitario público, a la comisión han sido citados también responsables del sector privado.

Jesús González centró su intervención «en datos estadísticos» y evitó pronunciar «opiniones y valoraciones personales» porque, dijo, «no es para eso para lo que se me requiere aquí». Entre esos datos, explicó que la entidad de la que forma parte «tiene relación con unos 200 médicos». De ellos, «entre 38 y 40 son plantilla del Centro Médico» y otros 35 «tienen vinculación con el Sespa, lo que supone el 22%». No obstante, aclaró que de ese total, es decir, de los 35, veinte «tienen una relación muy puntual con el Centro Médico y solo entre diez y quince mantienen una actividad más fluida y constante», detalló en una respuesta a IU.

Asimismo, informó de que las derivaciones del Sespa al Centro Médico apenas suponen «un 1% de nuestra actividad». Posteriormente, a través de cifras que aportó el diputado del PP, Carlos Suárez, quien aseguró haberlas pedido a la Consejería de Sanidad, se concretó que el Principado había derivado en 2015 a dicha entidad privada un total de 739 pacientes, que es el mismo volumen que en 2011, cuando gobernaba Foro Asturias. Estos hechos llevaron al PP a concluir que «estas cifras contestan claramente a quienes dicen que solo el PP deriva a la medicina privada». Los registros leídos por Suárez detallan que en 2010 el Sespa envió al Centro Médico 430 enfermos; en 2011, 777; en 2012, 342; en 2013, 217; en 2014, 484, y finalmente, en 2015, 739 pacientes. En lo que va de año, han sido 458 los enfermos remitidos desde el sistema público de salud.

El momento más tenso de la comparecencia del director médico del Centro Médico llegó durante el turno de preguntas de Podemos, cuando el diputado Andrés Fernández Vilanova quiso saber si había algún tipo de control para detectar supuestas situaciones de trasvase de pacientes de la pública a la privada. González fue contundente y aseguró que «si viéramos cualquier tipo de trasvase de enfermos con ánimo lucrativo suspenderíamos la relación con el médico en cuestión». Indicó, asimismo, que la Consejería de Sanidad realiza «inspecciones periódicas al Centro Médico», entidad que, aseguró, «carece de listas de espera».

Ayer comparecieron también otros expertos como Javier Elola, cardiólogo y miembro de la Fundación del Instituto para la Mejora de la Asistencia Sanitaria, quien abogó por no emplear las listas de espera «como arma arrojadiza entre los políticos». Otro de los que declaró fue el vicepresidente del Colegio de Médicos de Asturias, Armando Suárez, que aseguró que «los facultativos estamos muy preocupados por las demoras en la sanidad pública» y reconoció que en el colectivo «estamos agotados por el trabajo que nos llega». Sobre las indicaciones clínicas, aclaró que «una decisión administrativa, como son las listas de espera, no debe prevalecer sobre una determinación médica». Finalmente, Joaquín Estévez Lucas, presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), instó a los servicios sanitarios a tener un plan de gestión de listas de espera como herramienta de organización y planificación.

 

Fotos

Vídeos