La avería en untren de Feve deja una cascada de cancelaciones

Un tren de Feve a su paso por Meres, en Siero. /
Un tren de Feve a su paso por Meres, en Siero.

La compañía estima en una docena el número de viajes suprimidos en la mañana de ayer, aunque otras fuentes elevan la cifra a veintiocho trayectos

IVÁN VILLAR

Nueva jornada de cancelaciones en Feve. La avería de un tren a la altura de Meres, en Siero, obligó a anular a lo largo de la mañana de ayer nueve trayectos de la línea Gijón-Oviedo-Trubia. Las supresiones se sucedieron en ambos sentidos desde las 9.45 hasta las 13.45 horas, aunque según la compañía fueron intermitentes, pues solo afectaron a los viajes que estaba previsto cubrir con el vehículo averiado. El resto de circulaciones de la misma línea funcionaron con normalidad, por lo que la recomendación que se hacía a los viajeros era «esperar al siguiente tren». No obstante a algunos pasajeros se les ofreció como alternativa coger el autobús.

Fue el caso de Lucía Cadenas, que esperaba en la estación de Gijón por el tren de las 9.45 para entrar a trabajar en el centro comercial Intu Asturias (antiguo Parque Principado), a donde Feve llega directamente en tan solo treinta minutos. «Me dijeron que no iba a haber trenes en toda la mañana porque estaban todos cancelados y que lo mejor que podía hacer era ir a Oviedo en Alsa». Una vez en la capital tuvo que coger un taxi desde la estación de autobuses hasta el área comercial «porque con el TUA tardaría casi una hora». Aunque llegó a tiempo a su puesto, lamenta la frecuencia con la que se dan estos problemas, pues no es la primera vez que las cancelaciones le obligan a buscar a última hora un transporte alternativo. «En una ocasión entre varios compañeros tuvimos que ir en taxi desde Gijón», asegura.

Catenaria helada

Ya por la tarde la avería de otros dos trenes obligó a suprimir tres trayectos, dos de ellos en el tramo Oviedo-Trubia y otro entre El Berrón y Nava, siempre según la información oficial de la compañía. Otras fuentes, sin embargo, elevan el número de cancelaciones a lo largo del día hasta veintiocho. Ocho de ellas, a primera hora de la mañana, estarían relacionadas con las fuertes heladas, que afectaron a la catenaria. El resto se debió a averías tanto en las líneas ya mencionadas como en los tramos Moreda-Collanzo y Pravia-Ribadeo. Las mismas fuentes señalan que el viernes se suprimieron otros 17 trayectos.