La joven Amaresh murió de un shock hipoglucémico derivado de su diabetes

Amaresh Fernández, en Gijón, el pasado mes de octubre, cuando decidió dar a conocer su caso. /
Amaresh Fernández, en Gijón, el pasado mes de octubre, cuando decidió dar a conocer su caso.

El Defensor del Paciente pedirá al forense las pruebas practicadas, así como el informe de los servicios de Urgencias

LAURA FONSECA

Un «shock hipoglucémico» fue lo que, según el forense, acabó con la vida de Amaresh Fernández la tarde del pasado 31 de diciembre. La joven de 24 años sufría obesidad mórbida, un cuadro que se veía agravado por otros trastornos de salud, entre ellos, diabetes. Amaresh, que llegó a pesar 125 kilos, había iniciado de la mano del Defensor del Paciente un proceso de reclamación ante el Servicio de Salud del Principado (Sespa) tras permanecer cinco años a la espera de una operación de reducción de estómago en el HUCA.

en contexto

Una intervención que nunca llegó. Su muerte, el 31 de diciembre en su domicilio de Pravia mientras la joven dormía, provocó una honda conmoción social y política en la región y disparó las críticas hacia las «desbocadas» listas de espera del Servicio de Salud. La familia esperaba impaciente por los resultados de la autopsia, cuyos resultados provisionales se conocieron ayer. Según informó el Defensor del Paciente, el forense ha avanzado que Amaresh «falleció de un shock hipoglucémico derivado de su diabetes». El bajo nivel de azúcar en la sangre, el denominado shock hipoglucémico, es una condición que ocurre cuando el azúcar en la sangre del cuerpo (glucosa) disminuye y es demasiado bajo.

Desde el Defensor del Paciente, que elevó la queja de Amaresh ante la Fiscalía Superior de Asturias y que generó la apertura de diligencias, aseguran que el informe preliminar «no nos convence». De hecho, han solicitado conocer las pruebas que el forense practicó a la fallecida para determinar que el deceso se produjo como consecuencia de un shock hipoglucémico. También pedirán el informe elaborado por los servicios de emergencia médica que atendieron a Amaresh la tarde en que se produjo el fallecimiento.

«Falleció en lista de espera»

Lo que está claro, según la presidenta de la Asociación del Defensor del Paciente, es que la joven praviana «murió en lista de espera. Si la hubiesen operado, en vez de tenerla esperando cinco años, a lo mejor Amaresh estaría ahora entre nosotros». Carmen Flores se refirió a este asunto durante la rueda de prensa celebrada ayer en Madrid para presentar la memoria anual sobre negligencias sanitarias en España y el resumen de veinte años de existencia de la entidad. «El caso de Amaresh es una clara muestra de lo mal que funciona nuestra sanidad».

Flores declaró, por su parte, que «estudios americanos han encontrado una relación entre la obesidad mórbida y la hipoglucemia. Al parecer, las operaciones de cirugía bariátrica reducen hasta en un 80% los episodios de hipoglucemia». La familia no ha querido pronunciarse sobre los resultados y ha pedido discreción y respeto por la memoria de la joven.

 

Fotos

Vídeos