Una plataforma busca apoyo para declarar a la rampa de Pajares Patrimonio de la Humanidad

Una vieja máquina de vapor pasa junto a la antigua estación de Pajares, en 2004. /
Una vieja máquina de vapor pasa junto a la antigua estación de Pajares, en 2004.

El colectivo pretende presentar al Adif, propietario de la línea, un proyecto para conservar la infraestructura y darle un uso turístico

MARCO MENÉNDEZ

Más tarde o más temprano entrará en servicio la variante de Pajares, con lo que la vieja rampa -entre Puente de los Fierros y Busdongo-, que data de 1884, corre el riesgo de quedar en el olvido. Es una de las obras de ingeniería más importantes del siglo XIX, por lo que son muchos los que piensan que sería una pena perder este patrimonio. Para evitarlo, se está formando una plataforma que pretende conservar el trazado con el fin último de que la Unesco lo declare Patrimonio de la Humanidad. Pero para lograrlo el trabajo será ímprobo.

El ingeniero industrial Francisco Valle es el portavoz de esta plataforma, que ya ha recabado el apoyo de empresas, entidades como el Museo del Ferrocarril, asociaciones de vecinos y aficionados del sector. Explica que los 42,7 kilómetros de la rampa de Pajares, apenas ha sufrido cambios en sus más de 130 años de historia: «Aparte del mantenimiento y algunas modificaciones de trazado para aumentar su capacidad, los trenes circulan sobre la misma infraestructura que se inauguró en 1884».

Tratarán de crear conciencia social y que los asturianos se convenzan de que este viejo trazado no se puede perder con la llegada de la alta velocidad, pero conservarla no será fácil ni barato. Valle indica que «hay trazados muy similares que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por sus características, que esté integrado en el paisaje y su espectacularidad». Esos trazados son los de Semmering (Austria) y Bernina (Suiza), también conocido como Ferrocarril Rético.

¿Cuál es el problema con el que se encuentra Pajares? Francisco Valle explica que «es una infraestructura muy compleja, con un número importante de túneles, y su mantenimiento cuesta dinero». Por ello es necesario buscarle utilidades y desde esta plataforma ya tienen pensadas unas cuantas. Una sería como uso turístico, al tiempo que el Adif -propietario de la línea- lo puede seguir utilizando como trazado de pruebas para sus equipamientos. Y Valle añade que «se puede combinar todo, recuperando también el servicio de cercanías entre Pola de Lena y La Robla, que lo perderán con la entrada en funcionamiento de la variante de Pajares».

Reducir los gastos

Pero así y todo, habría que simplificar los costes de mantenimiento de la infraestructura, ya que no acogerá tanto tránsito ferroviario como en la actualidad. Por eso, desde la plataforma se sugiere reducir los gastos con actuaciones como eliminar la electrificación de la línea, simplificar la señalización y eliminar vías en las estaciones. Pero, incluso, aunque sea inviable preservar todo el trazado de la rampa de Pajares, la plataforma ve posible «mantener un tren turístico y combinarlo con una senda verde. Aún existe la pista que originalmente se usó para hacer las obras y, si hay un túnel que es difícil de mantener, siempre se puede dar la alternativa de rodearlo por esa pista. Además, hay que tener en cuenta que en paralelo baja la vía romana de La Carisa y también está el bosque de Valgrande, con pistas para hacer 'trekking' y rutas en bicicleta de montaña», apunta este ingeniero industrial.

La plataforma está dando los primeros pasos para recabar todo el apoyo posible a esta idea. Cuando tenga un respaldo social importante, acudirá a los ayuntamientos implicados, como los de Lena y Villamanín, e incluso a los gobierno de Castilla y León y de Asturias. Después, con ideas concretas, será cuando se pongan en contacto con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). «Intentaremos hacer distintas actividades para dar cuerpo a la plataforma y después, en una segunda fase, nos pondremos en contacto con el propietario de la línea para concretar qué se puede hacer», dice Francisco Valle.

Además, la posibilidad de llevar la idea a la Unesco iría en paralelo con el resto de actuaciones que prevé poner en marcha la plataforma, aunque «lo ideal sería que la propuesta contara con el mayor respaldo posible, incluido el Adif. Que la rampa de Pajares fuera declarada Patrimonio de la Humanidad no es utópico, pero tenemos que hacer partícipes de este proyecto a todos. Queremos ir con mucho cuidado», concluye Francisco Valle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos