Sergio Sanjurjo, alumno del Codema, se impone en la Olimpiada Informática

Sanjurjo, segundo por la derecha, ganó en individual y con sus compañeros del Codema, en grupos. /
Sanjurjo, segundo por la derecha, ganó en individual y con sus compañeros del Codema, en grupos.

«Tuvimos que programar una especie de juego de piedra, papel y tijera, resolver problemas en sistemas seguridad y solucionar cuestiones lógicas sobre circuitos», explicaba el ganador

GLORIA POMARADA

Para ascender al Olimpo no hace falta sudar la camiseta, sino estrujarse los sesos. Al menos, ese es el camino para ganar una presea en las Olimpiadas Informáticas que por sexto año ha celebrado la Escuela Politécnica de Gijón. «Tuvimos que programar una especie de juego de piedra, papel y tijera, resolver problemas en sistemas seguridad y solucionar cuestiones lógicas sobre circuitos», explicaba Sergio Sanjurjo tras alzarse con la medalla de oro en dos de las tres categorías a concurso. Este joven es alumno del Codema, centro que se impuso en todas las modalidades, participación incluida. Veintisiete estudiantes fueron los aportados por el colegio en esta edición, en la que se registraron más de doscientas inscripciones. La competición comenzó el pasado fin de semana con pruebas simultáneas en cinco sedes, en Oviedo, Gijón, Avilés, Ribadesella y Tapia.

Ayer, el concurso llegaba a su fin con la prueba de Arduino -plataforma de programación libre- y la entrega de galardones en la Escuela Politécnica de Gijón. «El mayor premio, como ocurría en la antigua Grecia, no está en lo material; está en lo aprendido en la Olimpiada», dijo Cristina Valdés, directora general de Universidades. Valores como «la excelencia, la amistad o el respeto», destacó Juan Carlos Campo, director de la Escuela Politécnica de Gijón. Por su parte, el rector de la Universidad animó a los alumnos de Secundaria y Bachillerato a estudiar Informática por su alta tasa de empleabilidad, superior al 90%. «Os estamos esperando para ofreceros una enseñanza de calidad, pero no queremos convertiros en robots, es importante que seáis personas con valores», resaltó Santiago García Granda. En febrero, durante el Foro de Empleo, el rector ya alertó del déficit de ingenieros informáticos existente en Asturias.

 

Fotos

Vídeos