El Comercio
El templo de las sidrerías

El templo de las sidrerías

  • CASA EL CARTERO. Fundada en 1926, El Cartero es una de las sidrerías con más renombre de Asturias y en la que siempre degustarás la sidra a la temperatura correcta y podrás valorar el arte del escanciado en todo su esplendor. Para acompañar, nécoras, almejas, calamares frescos, fritos de pixín… todo un despliegue marino del paraíso natural

Considerada por muchos como un auténtico templo de la sidra, Casa El Cartero no solo puede presumir de buena fama y buen producto, sino de solera y tradición, no en vano esta “casa” ostenta el honor de ser la sidrería en activo más antigua de Gijón. Ubicada en la calle Cienfuegos nº 30, fue inaugurada en 1926 por Faustino Rubiera, un funcionario del cuerpo de correos que dio origen al nombre del establecimiento. Desde entonces y salvo por un pequeño intervalo en 1972 por derribo del edificio original, la sidrería ha permanecido abierta al público fiel a la filosofía que la vio nacer, cuidar la sidra y cuidar al cliente.

El templo de las sidrerías

Durante estas fechas, la sidrería estaba regentada por Jesús Blanco, que le había dado mucha fama del buen comer y de la mejor sidra. En el 1974 se incorporó a la plantilla Orlando Valledor, actual propietario, que en aquel momento tenía tan sólo 14 años, pero muchas ganas de trabajar y de aprender. Así lo hizo de bien que en 1992, cuando Jesús Blanco se retiró,

El templo de las sidrerías

Orlando tomó las riendas del negocio, conservando hasta el día de hoy esa excelente cocina y los mejores palos de sidra.

En el año 1999 el establecimiento fue sometido a una exhaustiva reforma cuyo diseño y decoración fue realizada por el famoso pintor y escultor asturiano, Joaquín Rubio Camín, premio Nacional de Pintura 1955 entre otros.

LOS MEJORES PALOS DE SIDRA

No hay entendido en sidra que no hable o conozca El Cartero. ¿Porqué? sencillamente, porque Orlando, su propietario, sabe de sidra, sabe qué palo comprar, cuándo mandar corcharlo y, sobre todo, cuánto tiempo tenerlo reposando para sacarlo a la venta en su mejor momento. Y es que para este reconocido catador de sidra, exigente y meticuloso, este preciado líquido es ante todo cultura y como tal hay que tratarla. Es este por tanto un lugar perfecto para acercarse, además, fuera de las horas de la comida y disfrutar de un auténtico ambiente sidrero, en el que gente de todas las edades se mezclan y participan en tertulias de fútbol o cuentan historias de Gijón mientras disfrutan de unas botellinas.

COCINA TÍPICA MARINERA

Aunque como buena sidrería se trata de un local de carácter bullicioso e informal, su carta está a la altura de la cocina de los restaurantes de primera categoría, no en vano el marisco y pescados del Cantábrico son sus señas de

El templo de las sidrerías

identidad culinaria. El centollo, el bugre, los percebes, las cigalas, las almejas o los extraordinarios santiaguinos forman parte de su propuesta culinaria en la que mención especial merecen sus excelentes pescados como el besugo, la chopa, la lubina, rey, etc., preparados al gusto del cliente, ya sea a la plancha, espalda o al horno.

No obstante, aunque conocido y reconocido por ofrecer una cocina marinera y tradicional, en su carta el comensal podrá también disfrutar de abundantes raciones para el picoteo. Capítulo aparte merecen también sus excelentes quesos con DOP como el Cabrales o el Gamoneu, del Puerto y del Valle. Y aunque el mar y sus frutos sean los protagonistas, su carta cuenta también con la mejor carne Asturiana de los Valles a degustar en solomillo, chuletón, etc. Todo ellos regados por una sidra siempre cuidada de forma excelente por Orlando, o por los vinos de las mejores denominaciones de origen de nuestro país.

QUÉ VISITAR EN LAS PROXIMIDADES

Ubicada en un típico barrio gijonés a pocos minutos a pie del centro de la ciudad, El Cartero es un buen punto de partida para disfrutar de los numerosos recursos turísticos que Gijón ofrece. A un paso de la Plazuela San Miguel y el Paseo de Begoña, destaca su proximidad al principal eje comercial de la ciudad. También cuenta con transporte público a escasos metros para visitar desde el Jardín Botánico, Laboral Ciudad de la Cultura o cualquiera de los equipamientos de la red de museos de la ciudad.

El templo de las sidrerías

SIDRERÍAS DE ASTURIAS, CALIDAD NATURAL

En Asturias hay más de 500 sidrerías, que son los lugares donde se consume habitualmente la sidra. Aquí valoramos el “palu”, el lote, porque la sidra no sabe igual todo el año, el escanciado natural y una oferta gastronómica basada en las materias primas autóctonas. La marca de calidad “Sidrerías de Asturias” pretende reconocer el esfuerzo de aquellos establecimientos que cuidan los detalles, que escancian bien el producto, que lo conservan y dan a degustar a la temperatura adecuada, que siempre tienen sidra acogida a la Denominación de Origen y que cuentan en su carta con un buen número de platos típicos de nuestra gastronomía elaborados con materias primas asturianas. Son lugares que defienden la singularidad y que han sido visitados de forma anónima en varias ocasiones para comprobar que se ofrece un servicio de calidad en un entorno con marcado carácter asturiano.

El Cartero es una de las sidrerías elegidas, uno de los 21 templos existentes actualmente en Asturias donde disfrutar de la sidra y de atractivas viandas que alimentan cuerpo y alma.

Aquí están todas las sidrerías integrantes de la marca “Sidrerías de Asturias – Calidad Natural

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate