«Sanidad, formación y empleo. Esas son las medidas de fomento de la natalidad»

José Víctor Rodríguez en el congreso nacional sobre despoblación de la FEMP. /
José Víctor Rodríguez en el congreso nacional sobre despoblación de la FEMP.

El alcalde de Cangas del Narcea y presidente de la comisión de Desarrollo Rural de la FEMP defiende la discriminación fiscal positiva del medio rural como medida para atajar la crisis demográfica

ISABEL GÓMEZOVIEDO

«Sanidad, formación y empleo. Esas son las únicas medidas de fomento de la natalidad». Transformar en acciones la hoja de ruta contra la pérdida de población que enuncia el alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, es lo que se discute en el II Congreso contra la Despoblación en el Medio Rural que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha inaugurado este jueves en Huesca. A lo largo de las ponencias y talleres que se impartirán durante dos días, se discutirán las 79 medidas recogidas en un plan de acción que constituye un primer paso en firme hacia una estrategia nacional contra la dramática caída del censo, una situación que afecta tanto a Asturias como al conjunto del país.

Para atajar esta sangría, el también presidente de la Comisión de Desarrollo Rural y Pesca de la FEMP defiende una nueva política fiscal para las zonas rurales: «Hay que discriminar positivamente a estas zonas, porque, al final, lo que buscamos es igualdad de oportunidades para que se pueda generar empleo». Las condiciones para esa igualdad podrían llegar en forma de bonificaciones del impuestos de Sociedades o el IRPF, dos de las medidas recogidas en el plan de acción. Ambas, señala Rodríguez, podrían ser el aliciente que necesita un autónomo para asentarse en la zona rural o el atractivo que busca una empresa tecnológica para decantarse por una cuenca minera en vez de por un entorno urbano.

Y una vez creado el empleo, es preciso asegurar los servicios que ayuden a fijar y aumentar la población. A este respecto, el alcalde cangués es claro: «Fomentar la natalidad es tener una dotación suficiente de pediatras, escuelas públicas y vivienda, no sé si pública, con cierto grado de protección o privada, pero asequible. Las medidas de fomento de la natalidad tienen que ser transversales y no ayudas directas como el 'cheque-bebé'. Sanidad, formación y empleo son las mejores medidas que puede haber para fomentar la natalidad. No hay otras».

Esta es la filosofía que ha inspirado el Plan Suroccidente, un documento aprobado ya por el Gobierno regional en el que se relacionan 183 acciones que movilizarán 253 millones de euros para atajar la crisis demográfica en los concejos de Allande, Cangas del Narcea, Degaña, Ibias y Tineo. «Somos una de las pocas regiones de España que tiene un documento tan detallado», destaca Rodríguez, que insta a la Junta General a dar el visto bueno al texto para asegurar su consignación presupuestaria. Al mismo tiempo reclama al Gobierno central fondos que reactiven la ley de Desarrollo Sostenible. Son herramientas «imprescindibles» para territorios amenazados por la despoblación.