Más de 3.400 familias asturianas, pendientes de la esperada regulación del ciclo 0 a 3 años

Niños, en la escuela infantil Rapacinos de Sama. / JUAN CARLOS ROMÁN
Niños, en la escuela infantil Rapacinos de Sama. / JUAN CARLOS ROMÁN

La homologación salarial de los docentes y la reducción de la jornada para los mayores de 55 años, otras cuestiones que el nuevo equipo de Educación debe afrontar

OLGA ESTEBANGIJÓN.

Cuando se forme, el nuevo equipo de la Consejería de Educación tendrá unos cuantos deberes ya sobre la mesa, cuestiones que han ido quedando pendientes y que se han convertido en caballo de batalla de sindicatos, familias y oposición. Y, sin duda, una de las más importantes es la regulación del primer ciclo de Educación Infantil, el de 0 a 3 años. Fue una de las cuestiones más esperadas, porque el propio consejero Genaro Alonso le había puesto plazos y objetivos. Pero ni unos ni otros se han cumplido.

Queda en el aire y con mucho por hacer si realmente el PSOE mantiene la idea de integrar este ciclo en la red pública asturiana para convertirse en una etapa más, universal y gratuita. Eso es lo que piden los sindicatos y los profesionales que hoy en día trabajan en una red desigual que depende de la implicación de cada concejo y donde en cada lugar las trabajadoras tienen distintas condiciones.

Escuelas de 0 a 3
Presentes en 38 municipios, su regulación está pendiente. Sindicatos y trabajadores demandan su integración en la red pública asturiana. También está en el aire la posible ampliación del número actual de centros.
Homologación salarial
Los sindicatos reclaman la equiparación con el personal docente de otras comunidades. Las diferencias son de hasta 500 euros al mes.
Reducción de horario lectivo
Queda pendiente la demanda sindical de rebajar esas horas para los docentes de más de 55 años.
Interinidad
Existe el compromiso de bajarla al 8%. En la actualidad, según los sindicatos, ronda el 30%.

Y detrás de las posiciones de unos y otros, algo más de 3.400 familias, las de los alumnos que acuden a estos centros públicos, repartidos en 38 municipios de Asturias. Eso, además de las más de 500 educadoras de la red, siempre pendientes de posibles recortes en plantillas y conscientes de las diferencias (salariales, principalmente). Incluso también los colegios públicos asturianos, ya que en algún momento se planteó habilitar espacios en algunos de ellos para llevar a los niños de dos años, como ya sucede en otras comunidades.

La ampliación de la red de 0 a 3 años estaba contemplada en el acuerdo de investidura entre PSOE e Izquierda Unida. Pero los números no salían. Alonso se marcó a principios de la legislatura un plazo de dos años para consensuar el modelo de gestión para el ciclo. En el anterior Gobierno se había concluido que lo mejor era formar un consorcio que gestionara la red, en lugar de depender directamente del Principado.

Más información

En medio no han faltado las polémicas por las plantillas, por ejemplo. Y en estas últimas semanas, cuando se han dado a conocer las listas provisionales de admitidos para el próximo curso, ha quedado de manifiesto que la red actual en insuficiente para atender la demanda. En Oviedo, por ejemplo, los siete centros de la red municipal tienen 481 solicitudes en lista de espera. En Gijón, otros 400 se han quedado fuera, ya que las doce escuelas existentes no son suficientes.

Desde la Consejería de Educación aseguran que lo que hacen es atender las peticiones de los ayuntamientos, que son los que deben facilitar el suelo para las escuelas y solicitar el permiso y la subvención al Principado, que «se compromete a apoyar la creación de plazas de 0 a 3 años que soliciten los ayuntamientos».

500 euros menos

Será la gestión del primer ciclo de infantil una de las cuestiones más urgentes, sin duda, que tendrá que abordar el nuevo equipo. Pero la lista de tareas pendientes es mucho más amplia. La homologación salarial está en los primeros puestos. Coinciden todos los sindicatos en criticar duramente las diferencias que existen con otras comunidades. De hasta 500 euros mensuales, aseguran, «por hacer el mismo trabajo». «Y no hace falta mirar al País Vasco, con fijarnos en Cantabria tenemos suficiente», lamentan.

Aún hay más. Conseguida la reducción del horario lectivo en Secundaria, ha quedado pendiente la demanda sindical de rebajar esas horas para los docentes mayores de 55 años. El acuerdo de plantillas en Infantil y Primaria y la reducción de las tasas de interinidad se suman a los 'debe'.

Pero hay quien no olvida tampoco lo conseguido en los últimos cuatro años. En este sentido, ANPE recuerda la mencionada «recuperación de la jornada lectiva y complementaria en los cuerpos de Secundaria, el acuerdo de centros de difícil desempeño, el acuerdo de reserva de plazas discapacitados, el decreto de derechos y deberes de los alumnos, la incorporación de los interinos al permiso por asuntos propios, la incorporación de los funcionarios en prácticas a las comisiones de servicios y la coordinación de procesos selectivos entre comunidades». En cuanto a las plazas de discapacitados, los propios afectados no están de acuerdo, consideran que el Principado no está cumpliendo las sentencias que ganan en los tribunales y lamentan que la reserva de plazas bajó del 10 al 7%. «Asturias no cuenta con auténticas medidas de acceso al empleo», lamentan.

Por su parte, desde UGT consideran que ha habido una «apuesta por la educación pública», algo con lo que desde CC OO y Suatea no están de acuerdo.

La bajada de ratios, el plan de atención a la diversidad, la puesta en marcha del segundo plan de la carrera profesional, la dotación de enfermeras escolares.... La lista del 'debe' es mucho más larga.