8.466 asturianos volverán a cotizar como cuidadores de dependientes

8.466 asturianos volverán a cotizar como cuidadores de dependientes

El Observatorio de la Dependencia aplaude la decisión del Gobierno central, pero recuerda que también se les recortó el sueldo un 15%

CHELO TUYA GIJÓN.

En el último trimestre del año, 8.466 asturianos, en su inmensa mayoría mujeres, pasarán a cotizar en la Seguridad Social. Su alta en el organismo que les permite facturar para una futura pensión correrá a cargo del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Porque los 8.466 beneficiarios de esta cotización son cuidadores no profesionales de un familiar dependiente. Una cotización a la que tenían derecho hasta julio de 2012.

En aquel momento, en el punto álgido de la crisis económica, el Ejecutivo de Mariano Rajoy decidió modificar unilateralmente la Ley de la Dependencia. Si en junio de 2012 suprimió el pago del nivel acordado, con el que el Estado sufraga parte del gasto, un mes después eliminó los niveles de cada grado, prohibió compatibilizar servicios y dejó sin cuota de la Seguridad Social al cuidador familiar. Además, le bajó el sueldo un 15%.

Dos meses de modificaciones que el Observatorio de la Dependencia, el ente nacido para evaluar el cumplimiento de una norma nacida en 2007 para garantizar servicios a las personas con poca o nula autonomía personal, llamó 'demolición'.

Ahora, el Observatorio aplaude las palabras de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, quien fijó para el último trimestre del año la recuperación de la cotización de los cuidadores familiares..

En todo el país serán 180.000 las personas beneficiadas, una cifra que monopolizan las mujeres. «El 90% de las cuidadoras familiares no profesionales son mujeres y han sido ellas las principales perjudicadas por esa medida», destacó la ministra.

Déficit del Estado

Durante su comparencia en el Congreso de los Diputados, Carmen Montón avanzó que en los presupuestos de 2019 y 2020, el Ejecutivo atenderá «de manera prioritaria» a la recuperación de la financiación del nivel mínimo de dependencia, también suprimido en 2012.

Unas palabras que recibieron el aplauso del Observatorio de la Dependencia. El presidente de la entidad que lo dirige, la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez Navarro, destacó que se trata de una medida, «de las que estaban plateadas en el Pacto de Estado por la Dependencia que firmó el PSOE», y confía en que el desarrollo de ese pacto «sea completo».

No obstante, Ramírez no quiere que se olvide que la reforma de la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia del Gobierno del PP también recortó un 15% la prestación económica que recibían las personas que se quedan en casa para cuidar de sus familiares dependientes. Así, espera que se revierta ese recorte del 15%, así como que se elimine la lista de espera de las casi 300.000 personas que «se encuentran en el limbo de la dependencia».

Un limbo en el que hay 3.681 asturianos. Los recortes económicos aplicados por el Gobierno central han roto el pacto de financiación firmado en la ley. El aporte debía repartirse a partes iguales entre las administraciones central y regional, así como entre los beneficiarios (con el copago), pero en los últimos años son las comunidades autónomas y los usuarios quienes soportan el peso del coste. El último informe del Observatorio desvela que, en Asturias, el gasto en dependencia ascendió en 2017 a 185,5 millones, cifra de la que el 68% la aportó el Principado, frente al 14% del Estado.

La última estadística del Imserso también evidencia que Asturias sigue liderando por su dureza en la aprobación de ayudas: solo el 75% de los solicitantes la logra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos