Abdu, el niño gijonés rescatado en los Picos, continúa ingresado en León

Abdu fue llevado primero al centro de salud de Valdeón y de allí al Hospital de León, donde quedó ingresado. / DAVID GONZÁLEZ

El pequeño fue localizado en un risco cerca del Collado Solano tras permanecer 30 horas perdido. Presentaba síntomas de agotamiento

LUCÍA RAMOS / JOSÉ LUIS RUIZLEÓN / GIJÓN.

A lo largo del día de hoy, si todo se desarrolla según lo previsto, el pequeño Abdu Morala podría ser dado de alta y regresar a su domicilio en Gijón tras pasar dos días en observación en el Hospital Universitario de León. Agotado, con frío y mucha hambre fue rescatado el martes a la una del mediodía por efectivos del Grupo de Rescate y Montaña de la Guardia Civil (Greim) tras permanecer 30 horas perdido en los Picos. Inicialmente fue trasladado al centro de salud de Posada de Valdeón en León, donde decidieron enviarle al hospital.

Abdu, de trece años, se escapó a las siete de la mañana del lunes del refugio de Collado Jermoso en el que pasaba la noche junto a sus padres y su hermano mellizo, Ibra. Tras una discusión con sus padres el día anterior a causa de las notas, decidió dar un paseo solo por la ruta que toda la familia había realizado el día anterior. Quiso bajar hasta Cordiñanes de Valdeón, la localidad más cercana al refugio en el que dormían. El camino se le complicó y no supo continuar hacia el pueblo. Se fue desviando y cuando se dio cuenta se encontraba en un risco en el que apenas podía moverse. Al ser consciente de su situación decidió esperar a que le comenzaran a buscar y le rescataran.

A primera hora de la mañana del lunes sus padres avisaron a la Guardia Civil de su desaparición y se desplegó un operativo en el que participaron 25 efectivos y dos helicópteros. Después de cerca de 30 horas, los agentes localizaron a Abdu enriscado en una complicada zona cercana al Collado Solano, «asustado y con síntomas de agotamiento». Tras varios intentos dificultados por las fuertes rachas de viento que soplaban en la zona, uno de los helicópteros logró acercarse al niño y sacarlo de allí.

Más información

Medalla de bronce

Había pasado 30 horas a 1.500 metros de altitud sin apenas moverse y vestido solo con un chandal y unas botas de montaña, pero los agentes del Greim no apreciaron lesiones y él mismo aseguró encontrarse bien. Por precaución fue ingresado en observación en la planta de Pediatría del Hospital de León mientras le realizaban pruebas para descartar cualquier daño.

Acostumbrado a hacer deporte, Abdu es junto a su hermano mellizo Ibra, «uno de los mejores velocistas asturianos», según sus entrenadores y compañeros. El 2 de junio de este mismo año consiguió la medalla de bronce en las pruebas de atletismo disputadas en Soria. Abdu terminará esta semana Primero de la ESO en el colegio gijonés de Montedeva, donde sus compañeros y profesores le darán una calurosa bienvenida tras pasar unas horas de angustia.