Ascienden a 200 los afectados por el cierre de la clínica iDental de Gijón

Ascienden a 200 los afectados por el cierre de la clínica iDental de Gijón
Dacio Alonso, presidente de la UCE, antes de comparecer. / ÁLEX PIÑA

La UCE insta a los usuarios a denunciar a la empresa y conservar toda la documentación para las reclamaciones

M. M. GIJÓN.

El presidente de la Unión de Consumidores de Asturias (UCE), Dacio Alonso, ha cifrado en más de 200 las personas afectadas por el cierre de la clínica iDental en Gijón. La clínica cerró sus puertas el pasado martes sin ofrecer explicaciones a los usuarios ni alternativas para continuar con sus tratamientos.

Desde la UCE están tratando de organizarse para ofrecer a los usuarios la asistencia que en cada caso sea necesaria, ante las «situaciones dramáticas» que los afectados pueden estar viviendo por tener tratamientos a medias, por mala praxis de los trabajadores e, incluso, por la utilización de materiales que no en todas las ocasiones contaban con la «mínima calidad garantizada» ni los controles oportunos.

A ello se añade el hecho de que los usuarios a los que la clínica orientaba sus servicios eran personas con bajos recursos económicos, con lo que habitualmente acudían a la financiación que la clínica ofertaba para sufragar los gastos de sus tratamientos. Para dar solución al conjunto de la problemática, la Unión de Consumidores ha instado al Colegio de Odontólogos a manifestarse frente a la «negligencia profesional» ocurrida y ofrecer a los afectados peritajes para evaluar el estado de los pacientes. Por otro lado, instan a la Fiscalía a actuar frente a los posibles delitos de fraude y estafa que se hayan cometido, según ha indicado Alonso.

La UCE aconseja, asimismo, a los clientes de Idental denunciar a la empresa, poner sus casos en manos de las autoridades sanitarias y conservar toda la documentación para realizar las oportunas reclamaciones. Dacio Alonso ha recordado que la actual legislación ampara a los usuarios en el caso de haber financiado una actuación, permitiendo que se cancele el préstamo si no se ofrece el servicio. En total la UCE calcula que puede haber en torno a 60.000 afectados por el cierre de clínicas en toda España.

La Unión de Consumidores hace una distinción entre los clientes que hayan pagado el tratamiento completo y por adelantado, sin que este haya llegado a su término, y aquellos que hayan contratado a una financiera para su pago. En el primer caso las dificultades a la hora de recuperar lo invertido aumentan «si los responsables de la empresa han desaparecido o si no inician un procedimiento concursal», explican desde UCE. En el segundo caso, la solución es sencilla: solicitar la resolución del crédito a través de la financiera.

 

Fotos

Vídeos