Alejandro Calvo: «Más allá de la botella debe primar la calidad»

Alejandro Calvo recibe a Tino Cortina, Belén García y Daniel Ruiz. / M. R.
Alejandro Calvo recibe a Tino Cortina, Belén García y Daniel Ruiz. / M. R.

EUGENIA GARCÍAOVIEDO.

La sentencia que da la razón a un productor cántabro y deja a Asturias sin la exclusividad de la botella de sidra «no es la decisión más óptima para el sector», reconocen los responsables de la DOP Sidra de Asturias. No obstante, coinciden con el consejero Alejandro Calvo en que más allá de consideraciones estéticas y ante un mercado «muy competitivo», lo que marca la diferencia es la calidad del producto embotellado.

«Apoyamos al sector en todas las iniciativas de defensa del producto y lo que rodea las posibilidades de comercialización», puntualizó Calvo. En opinión del consejero, la botella es «un elemento emblemático y nosotros apoyamos las iniciativas del sector para defender su singularidad , pero hay que respetar el marco legal». «Ante esta ebullición de producciones en algunas comunidades vecinas, nuestra calidad, arraigo y tradición deben ser el elemento principal a la hora de distinguirnos por nuestro estatus y no solo por la estética».

Asimismo, el titular de Desarrollo Rural y Agroganadería indicó ayer que su consejería «sigue trabajando» en la declaración de la cultura de la sidra como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, «un trabajo continuo y a medio plazo» que, así lo dio a entender, tardará en dar sus frutos.