Aníbal Vázquez, afectado por la muerte de Javier Ardines