«Las anteriores directivas de Enfermería se atrincheraron sin oír las voces de cambio»

Esteban Gómez, durante la proclamación de su candidatura. / J. LLACA
Esteban Gómez, durante la proclamación de su candidatura. / J. LLACA

Es uno de los tres candidatos que aspira a presidir el Colegio de Enfermería en los comicios del próximo 28 de noviembre

LUCÍA R. LORENZOOVIEDO.

Esteban Gómez (1972, Gijón) es enfermero quirúrgico en el Hospital Grande Covián de Arriondas. También preside la Asociación Enfermería de Asturias, entidad que surgió como movimiento crítico a la junta directiva que se mantuvo en los cargos del Colegio de Enfermería del Principado de Asturias (Codepa) a lo largo de tres décadas. Gómez es uno de los tres candidatos que concurren a los comicios para presidir el Codepa el próximo 28 de noviembre.

-¿Por qué aspira a presidir el colegio?

-Para nosotros es algo natural, es el cierre de un proceso de muchos años en el que hemos trabajado duro por cambiar el modelo de colegio. Ahora tenemos la ilusión de presentar uno con el que soñábamos.

-Encabeza la corriente crítica que surgió contra la eterna directiva de Emilio Losa.

-En realidad no había corriente crítica. Las antiguas directivas no tenían apoyo de las colegiadas, no refrendaron su liderazgo en elecciones y no escuchaban las voces que les pedían un cambio. Se atrincheraron en un modelo que es necesario superar.

-¿Qué ofrece diferente?

-Nuestro programa supone un cambio. Incluye una vocación de servicio a los profesionales y a la sociedad. Queremos participación, transparencia, innovación, una organización moderna, adaptada y al servicio de las enfermeras del siglo XXI para que les sirva de plataforma ante la sociedad.

-Al final, tras un tedioso proceso judicial, no se llegó a depurar responsabilidades, ¿verdad?

-El proceso judicial tiene sus tiempos, condicionados muchas veces por la falta de recursos. Este proceso aún está en fase de instrucción, de hecho hay pendientes diligencias este mes y quizás la auditoría encargada por la junta de edad pueda aportar más datos. Tras haberse declarado causa compleja dos veces el plazo límite es junio de 2020. De momento hay varios investigados por un presunto delito de apropiación indebida.

-¿Qué garantías hay de que todo aquello se vuelva a repetir?

-De momento tenemos confianza en lo que ha estado haciendo la junta de edad, aunque si me pregunta por lo que pasará después de las elecciones, solo puedo decirle que si los colegiados nos dan su confianza trabajaremos por la transparencia. Hemos previsto una serie de medidas para que se cumplan leyes y estatutos. También nos proponemos cambiarlos y adaptar sistemas de gestión anticorrupción. Pero, si le soy sincero, solo con participación continuada de las colegiadas como la de los últimos años se garantiza la transparencia y el buen gobierno.

-En enfermería hay una abrumadora mayoría de mujeres pero, sin embargo, dos de las tres candidaturas las encabezan hombres, parece contradictorio.

-Nuestro programa está elaborado por una mayoría de enfermeras, grandes profesionales que han trabajado en equipo. No se trata de una iniciativa personalista ni presidencialista. Es un proyecto coral.

-¿Le molesta que le llamen enfermera?

-En absoluto, es una de las actividades más duras y gratificantes que existen. Comparto el día a día de trabajo con compañeras que son excelentes profesionales y grandes personas. Ellas hacen una gran profesión, es un orgullo estar incluido.