Emboscada junto a su vivienda

Escenario. Familiares y autoridades, en la entrada del camino donde fue encontrado Ardines. A la derecha, arriba, unas vallas junto a la vía del tren y, abajo, un letrero avisa de la presencia de cámaras. / JUAN LLACA
Escenario. Familiares y autoridades, en la entrada del camino donde fue encontrado Ardines. A la derecha, arriba, unas vallas junto a la vía del tren y, abajo, un letrero avisa de la presencia de cámaras. / JUAN LLACA

Los investigadores analizan todas las pistas para resolver el asesinato de Ardines | Además de buscar huellas en las vallas y restos biológicos en el cuerpo, los agentes siguen tomando declaración a vecinos y allegados

LUCÍA RAMOS LLANES.

Cualquier pista, cualquier indicio, cualquier detalle puede ser clave para dar con la persona o personas que en la madrugada del pasado jueves se dirigieron a las inmediaciones de la casa donde residía Javier Ardines con la intención de tenderle una emboscada que terminaría con su muerte. El cadáver del único concejal de Izquierda Unida en Llanes era hallado a las ocho de la mañana por un vecino que había salido a caminar en un camino rural de Belmonte de Pría. Desde entonces, los investigadores de la Comandancia de Gijón de la Guardia Civil trabajan de forma incansable, día y noche, para tratar de esclarecer un asesinato que ha conmocionado a toda la región. Estas son las principales claves del crimen.

Camino

El cadáver apareció en un camino cerca de su casa

El cuerpo sin vida de Javier Ardines fue encontrado por un vecino a primera hora de la mañanas del jueves. Estaba tendido sobre el asfalto, en medio de un «reguero» de sangre, en un camín rural de Belmonte de Pría que conduce a varias casas, una de ellas en la que residía el propio concejal. Su cuerpo se encontraba a unos ciento cincuenta metros de su domicilio, frente a las entradas de dos chalés.

Furgoneta

El vehículo estaba arrancado y con la puerta abierta

A menos de cien metros del punto en el que apareció el cadáver del concejal y pescador llanisco fue hallada su furgoneta, arrancada y con la puerta del conductor abierta. Ardines había salido en torno a las seis de la mañana de su domicilio para dirigirse, como cada día, al puerto llanisco, donde continúa atracada su embarcación, la 'Bramadoria'.

Emboscada

Unas vallas obligaron al edil a detener su marcha

Unos pocos metros por delante de la furgoneta gris del fallecido, los investigadores se encontraron con tres vallas amarillas de obra. Una de ellas estaba a un lado del camino y las otras dos, tiradas sobre el asfalto. Todo apunta a que el agresor o agresores las colocaron en medio de la vía para obligar al edil a detener su marcha y apearse del vehículo y que fue entonces cuando aprovecharon para asaltarle. Según había comentado el propio Ardines en su casa, una semana antes del crimen ya se había encontrado una de estas vallas bloqueando el camino, por lo que se apeó, la apartó y siguió con su trayecto. Desde su entorno más cercano están convencidos de que esa primera valla la pusieron para «tantearle». Consideran, además, que en el crimen participó más de una persona.

Lesiones

El concejal fue asesinado a golpes en la cabeza

El cadáver de Javier Ardines presentaba varios golpes, tanto en la cabeza como en el rostro, y ninguna otra lesión en el resto del cuerpo, según fuentes próximas a la investigación. La autopsia realizada en el Instituto de Medicina Legal de Oviedo en la mañana siguiente al asesinato conirmó que la muerte había sido fruto de los golpes que recibió el edil con un objeto contundente. Los restos del político eran inhumados el sábado en el cementerio de Nueva, pues pese a que la familia deseaba incinerarle, no pudo ser posible, ya que quizás sea necesario realizar nuevas pruebas en los próximos días.

Gritos

Una discusión despertó a los vecinos de madrugada

Como ya adelantó EL COMERCIO, en torno a las seis de la mañana del jueves unos gritos despertaron a los moradores de una de las viviendas del camino en el que fue atacado Ardines. Los vecinos reconocieron que sintieron tanto miedo ante unas voces que «sonaban como si estuvieran dentro de la casa» que no se atrevieron a salir a mirar qué pasaba.

ADN

Los agentes cubrieron las extremidades de Ardines

Los agentes de la Policía Judicial encargados del caso cubrieron las extremidades del concejal con bolsas para evitar que se perdiesen posibles restos biológicos adheridos a las mismas antes de su muerte. También están buscando huellas en las vallas y en la furgoneta de Ardines.

Entorno

Familia y amigos ayudan a reconstruir sus últimos días

Los investigadores están en contacto con el círculo más próximo al edil para intentar reconstruir cómo fueron sus últimas semanas de vida, con qué personas conversó y se reunió en busca de nuevos indicios.

Móvil

La investigación mantiene abiertas todas las hipótesis

Aunque en el entorno del fallecido creen que el asesinato estuvo motivado por su actividad política, la investigación mantiene abiertas todas las hipótesis.

Antenas

Se identificarán los teléfonos que había en la zona

Como es habitual en este tipo de sucesos, la investigación tratará de identificar los teléfonos móviles que había en la zona durante la madrugada en que tuvo lugar el crimen.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos