Asturianas y cántabras son las que más utilizan métodos anticonceptivos

Asturianas y cántabras son las que más utilizan métodos anticonceptivos

Cuatro de cada diez reconocen practicar el sexo sin protección. El preservativo se mantiene como el sistema preferido en la región

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

«Yo para ser feliz uso condón», «Y no me corta nada, decírselo a mi chico» y «Lo estás haciendo muy bien».Con esos enunciados Loquillo, Semen Up y Luz Casal participaron de la campaña 'póntelo, pónselo', lanzada por el Ministerio de Sanidad en 1990, la primera dedicada específicamente a promover el uso de anticonceptivos. Casi 30 años después el mensaje se mantiene, sobre todo en regiones como Asturias.

Así se desprende de la Encuesta de Fertilidad publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), donde el 59,83% de las asturianas consultadas aseguraban utilizar métodos contra la natalidad en sus relaciones sexuales;las demás, esto es, cuatro de cada diez, tienen sexo sin protección. Las asturianas son así las segundas que más usan anticonceptivos, solo superadas por las cántabras (60,89%). En las antípodas quedan la Comunidad Valenciana (52,57%) y las ciudades autónomas de Ceuta (50,37%) yMelilla (42,84%).

El sondeo sitúa alPrincipado entre las comunidades donde el método anticonceptivo más empleado sigue siendo el preservativo. El 25,57% de las mujeres dicen utilizar el condón, mientras el 22,05% opta por sistemas hormonales, como la píldora, el anillo, el parche o el DIU hormonal, entre otros. En Aragón, Baleares, Canarias, Cantabria y Galicia en cambio el uso de métodos hormonales supera ya al condón. La última vez que el INE hizo la misma encuesta fue en el año 2009 y las proporciones eran bien diferentes. Hace una década solo en Canarias se usaban más métodos hormonales que preservativos. En el resto el uso del látex duplicaba al de las pastillas, parches y similares.

En el trabajo del INE Asturias destaca también por el volumen de parejas que conviven, pero sin hijos. El 24,31% de las parejas que comparten piso y donde la mujer está en edad fértil carece de descendencia, la mayor proporción en todo el país con bastante diferencia. El País Vasco es la segunda comunidad en proporción de parejas sin niños, situación que se da en el 21,08% de los hogares en edad de tenerlos. El promedio nacional es del 17,72%.

El dato refuerza la idea de que la baja natalidad de Asturias tiene poco que ver con la situación sentimental de sus jóvenes. El análisis por renta indica que éste tampoco es el factor que todo lo determina, ya que las parejas que apenas llegan a los 1.000 euros mensuales tienen más hijos que otras con mejor economía.