Los asturianos no abandonan el colegio

Los asturianos no abandonan el colegioGráfico

El porcentaje de jóvenes que deja los libros antes de tiempo ha descendido hasta el 12% en diez años

O. ESTEBAN GIJÓN.

Si se tiene entre 18 y 24 años y no se ha completado la Educación Secundaria los organismos oficiales considerarán que esta persona abandonado los libros antes de tiempo. Es lo que se denomina el abandono escolar temprano. Y es algo que el Ministerio de Educación mide todos los años, entre otras cosas porque es un indicador de la Estrategia Europa 2020, la agenda de crecimiento y empleo de la UE en esta década que está a punto de finalizar. Las cifras de 2018 confirman que en Asturias ese indicador no solo avanza, sino que lo hace de forma notable y que la comunidad se sitúa entre las mejor posicionadas de todo el país, con un porcentaje mejor que la media española.

En este último año, un 12,6% de los jóvenes asturianos de entre 18 y 24 años no había completado la Secundaria. En España, la cifra es del 17,9%. Hay varias comunidades por encima del 20% (Andalucía, Castilla La Mancha, Ceuta y Melilla, Murcia, Valencia, Extremadura, Canarias y Baleares) y algunas que superan el 15% (La Rioja y Aragón). Así que, en las comparativas, Asturias sale ganando, ya que consigue que sus jóvenes permanezcan en las aulas más tiempo y logren, aunque sea con algún curso de retraso, la titulación oficial que les permitirá, además, continuar con los estudios. Los programas contra el absentismo y los intentos de innovar en la forma de enseñar consiguen, sin duda, resultados, a la vista de las estadísticas oficiales. De hecho, hay muy pocas comunidades que nos 'ganen': Navarra, con un 11,4% de abandono escolar temprano; Cantabria con un 9,8% y País Vasco, que es el territorio con mejor resultado de todo el país, con tan solo un 6,9% de abandono escolar temprano.

¿Quién lo deja más, chicos o chicas? Salvo dos años en los que la tendencia cambió, son siempre ellos los más proclives a dejar los libros antes de tiempo. En 2019, por ejemplo, mientras que entre los chicos el porcentaje de quienes dejan los libros es del 14,8%, entre las chicas se situó en el 10,3%.

El peor registro, en 2003

Las cifras de Asturias son las más bajas desde 2002, primer ejercicio recogido en las estadísticas del Ministerio de Educación. No solo eso, sino que la diferencia de este 12,6% de abandono temprano respecto a los niveles alcanzados en otros años es más que significativo. El peor registro fue el de 2003, con casi un 30% de jóvenes que dejaban los estudios sin haber obtenido la titulación de Secundaria. Solo en los últimos diez años hemos bajado del 21,3 al 12,6%. La tendencia ha sido casi siempre a la baja, aunque en 2015 y 2016 se produjo un repunte. Ahora sí que Asturias está mejor situada para alcanzar el objetivo global, aunque aún le queda un último paso.

La mencionada Estrategia Europa 2020 se marcó a principios de la década una serie de objetivos a cumplir. En lo referente a educación, el listón se puso en un porcentaje de abandono escolar inferior al 10%, así como un mínimo del 40% de las personas de entre 30 y 34 años con estudios superiores finalizados.

Formación permanente

Ese segundo objetivo Asturias ya lo ha alcanzado, hasta tal punto que tenemos la segunda mejor tasa del país. Un 52,1% de los asturianos en esa franja de edad, entre 30 y 34 años, ha finalizado estudios superiores. 'Gana' en este ranking el País Vasco, con el 57,1%. De hecho, son las dos únicas comunidades que están por encima del 50% en este indicador. Pero el objetivo europeo es el 40% y esa tasa ya la ha alcanzado la media española y un buen número de territorios de todo el país. Quedan todavía por debajo y, por lo tanto, con mucho trabajo por hacer aún, Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia, Ceuta y Melilla.

Una vez más, son las mujeres las que mejor posicionadas están, con un mayor porcentaje de tituladas superiores (53,7%) que titulados (50,5%).

Las últimas estadísticas del Ministerio de Educación también analizan la tasa de formación permanente de la población. Para ello se tiene en cuenta la población de entre 25 y 64 años que participa en algún programa de educación o formación. Ahí, al contrario de lo que sucedía en los indicadores anteriores, Asturias no está demasiado bien posicionada. Un 8,6% de la población en esa franja continúa formándose. Es el porcentaje más bajo de todo el país. La mejor tasa la tiene Melilla, con un 14,3% y la media del país es del 10,5%. En realidad la tasa es muy parecida a la que se registra en toda Europa.