Asturias abre el curso escolar con 1.200 niños menos y críticas por el «caos organizativo»

Alumnos de Primaria, aguardando su turno para acceder al colegio Fozaneldi de Oviedo. / ÁLEX PIÑA
Alumnos de Primaria, aguardando su turno para acceder al colegio Fozaneldi de Oviedo. / ÁLEX PIÑA

La baja natalidad recorta en 243 y 973 las matrículas en Infantil y Primaria y deja el curso con 65.577 escolares, el 71,5% en la pública

Alegría por el reencuentro con los compañeros, nervios, caras de sueño y más de un puchero. Esta escena se repetía ayer a las nueve de la mañana en los 526 centros de Infantil y Primaria del Principado. Comenzaba así el curso escolar, nuevamente marcado por la grave crisis demográfica que padece la comunidad. «Lamentamos la situación, pero es la que hay». La consejera de Educación no podía ser más clara. Asturias pierde alumnos. La sangría demográfica deja su huella en las aulas y el descenso que se ha ido notando en los últimos cursos en Infantil ha llegado ya a la etapa de Primaria. Y continuará. La cuestión: este curso arranca con 1.216 matrículas menos que el anterior. La región ha perdido 243 alumnos en Infantil y nada menos que 973 en Primaria. Las previsiones, de hecho, ya obligaron a la consejería a hacer ajustes y este curso hay 38 aulas menos (18 en Infantil y 20 en Primaria).

En total, ayer se incorporaron a las aulas 65.577 niños y niñas, en una región que sigue fiel a la red pública. De hecho, es una de las comunidades con mayor porcentaje de estudiantes en colegios e institutos públicos. Esta opción es la elegida por «más de siete de cada diez estudiantes de Infantil y Primaria en Asturias», presumía ayer la consejería. Son, en concreto, el 71,5%.

En los centros públicos hay 13.519 alumnos (6.929 niños y 6.590 niñas) en el segundo ciclo de Infantil, el que abarca entre los tres y los seis años, y 33.424 en Primaria (17.234 niños y 16.190 niñas). En cuanto a la red privada-concertada, Infantil suma 5.639 alumnos (2.900 niños y 2.739 niñas) mientras que Primaria tiene 12.995 matrículas (6.545 niños y 6.450 niñas).

Educación facilitó ayer todos estos datos, aunque la inauguración oficial del curso tendrá lugar hoy en el Colegio Rural Agrupado (CRA) de Villayón, con presencia del presidente del Principado, Adrián Barbón. La consejera, Carmen Suárez, aseguró haber elegido este concejo por dos motivos: en primer lugar, por apoyar a la zona rural y sus centros educativos. Y, también, porque el elegido es «un centro puntero en el uso de nuevas tecnologías». El curso de Secundaria, que arranca mañana, se inaugurará en Infiesto.

Suárez recibió ayer muchas críticas. Principalmente por el incidente que sin duda marcó el inicio de este curso: la falta de transporte escolar en las áreas de Gijón y Oriente por no haber firmado a tiempo el contrato con la empresa que se encarga del personal acompañante en esos recorridos. Para las asociaciones de padres, lo vivido ayer es una muestra de que «se repite el caos organizativo de todos los años». Podemos va a solicitar la comparecencia de la consejera, ante lo que califica del «día de la marmota» por la «desplanificación» del inicio del curso escolar. «Es evidente que ha habido una falta de previsión y planificación de la que no tenemos precedentes hasta la fecha», anotó el sindicato Suatea. CC OO, sindicato que ya el lunes fue muy crítico con la situación, aseguró ayer que exigirá las medidas oportunas para que «no vuelva a suceder». De poco valió que Carmen Suárez volviera a pedir disculpas y asegurara que hoy mismo estaría «normalizado» el servicio.

Gijón y Oriente

Quejas por la falta de transporte escolar

El curso arrancó en Gijón y Oriente marcado por los problemas derivados de la falta del transporte escolar, que afectó a 29 centros en catorce concejos, la mayoría, con una población rural muy dispersa. Esto obligó a las familias a ingeniárselas para acercar a los alumnos a los centros en vehículos particulares, en una mañana marcada en la comarca oriental por un fuerte aguacero. En Gijón se produjeron atascos en centros como el colegio Cabueñes donde habitualmente se dispone de cinco líneas de transporte que ayer quedaron reducidas solo a una gestionada por la AMPA. Algo similar a lo que ocurrió en los accesos al colegio público Poeta Antón de Carreño y en localidades como Cangas de Onís, donde al menos cien de los más de quinientos alumnos del colegio Reconquista se vieron perjudicados.

Oviedo y Siero

Una jornada de reencuentros y «tranquila»

El inicio del curso escolar en la capital asturiana vivió una jornada «tranquila» en los 31 colegios públicos y 16 de enseñanza concertada. Más que nervios, lo que predominó fue la ilusión del reencuentro entre compañeros. De forma muy similar se desarrolló la primera mañana del curso en los colegios de Siero. Según las cifras facilitadas por los centros, unos 3.200 niños comenzaron el curso en el municipio. De ellos, casi mil volvieron al colegio en la Pola.

Cuencas

Innovación educativa contra el despoblamiento

«Combatimos la baja natalidad con innovación educativa, resistimos atrayendo alumnos», afirma el director del colegio Horacio Fernández de La Foz, en Morcín, Antonio Sierra. Se trata de un territorio rural que sufre, desde hace tiempo, la lacra de la despoblación y la baja natalidad. No obstante, el centro aguanta y mantiene sus nueve unidades -tres de la etapa de Infantil y seis de Primaria- casi al completo con una media de diecisiete alumnos por clase. Sierra indica que entre las novedades educativas que se ofrecen en La Foz está la enseñanza sin libros, ya que se trabaja con el material que se prepara en el centro y con la pizarra digital. En este curso se han matriculado en La Foz once niños, «solo ocho en la etapa de tres años». El total de escolares roza los 140.

Más noticias