«No puede ser que tengamos miedo de hacer cualquier cosa»

Participantes en la concentración de Oviedo. / Álex Piña

Centenares de asturianos mostraron su repulsa por el asesinato de Laura Luelmo en Oviedo, Navia o Infiesto

S. S. FERRERÍA / G. P. / Ó. P.

Cientos de personas de todo el Principado clamaron ayer de forma unánime «basta» a la violencia machista. Así, a lo largo de toda la geografía asturiana se sucedieron homenajes, minutos de silencio y concentraciones en homenaje a Laura Luelmo. En el Parque de Invierno de Oviedo se vivió la más multitudinaria. Bajo el lema 'Soy libre para correr'; mujeres, hombres y niños homenajearon a la profesora zamorana asesinada en El Campillo, Huelva. Tras guardar un minuto de silencio, realizaron una carrera simbólica de un kilómetro y medio por la zona, escenario habitual de corredores, y que finalizó con la lectura de un manifiesto en honor a Luelmo y a la libertad de las mujeres para salir a correr. «Yo soy libre para correr donde quiera, cuando quiera y como quiera», rezó el manifiesto.

Concentración en Navia.
Concentración en Navia. / E. C.

La concentración surgió de la mano de Tere Uxia que, tras enterarse del crimen el pasado lunes, decidió hacer un llamamiento ya que «no puede ser que las mujeres tengamos miedo de hacer cualquier cosa en un espacio público». «Nos unimos para dar un golpe en la mesa y decir que ya está bien», afirmó. Entre los asistentes a la concentración no solo había corredores, sino otros vecinos de Oviedo, especialmente vecinas, que viven miedo en situaciones cotidianas como la que terminó con la muerte de Luelmo.

Las concentraciones en repulsa por el asesinato llegaron también a los centros educativos de la comarca oriental. En Cabrales, 178 escolares y profesores del colegio de Las Arenas mostraron su repulsa por «la injusticia» guardando un minuto de silencio. El mismo acto simbólico se repitió en el colegio Jovellanos de Peñamellera Baja o en L'Ablanu de Piloña. En el concejo piloñés, los vecinos se concentraron también frente a la casa consistorial.

Cambio en la ley

Los colectivos feministas, por su parte, critican la falta de agilidad política a la hora de legislar y de proteger a las mujeres. «Es importante señalar que esta mujer no va a salir en las listas oficiales porque no se va a considerar violencia de género. Se iba a cambiar la legislación, pero el pacto de Estado está durmiendo el sueño de los justos», apunta Eva Irazu, portavoz de la Plataforma Feminista d'Asturies. Blanca Aranda, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas de Asturias, insiste en poner el «foco en el problema, que es el agresor y no en nosotras que padecemos la violencia».

Noticias relacionadas

 

Fotos

Vídeos