Asturias se alza como destino favorito del norte en agosto con un 90% de ocupación

Asturias se alza como destino favorito del norte en agosto con un 90% de ocupación

El sector turístico cerró el semestre con más de un millón de reservas tras obtener en junio los mejores datos de su historia

CHELO TUYAGIJÓN.

Nueve de cada diez plazas turísticas asturianas están reservadas para el primer fin de semana de agosto. La región iniciará el mes vacacional por excelencia con plena ocupación. Y con plena demanda. Porque, en estos momentos, es Asturias el destino favorito de la cornisa cantábrica. Así lo certifica la principal central de reservas por internet. Dice Booking que Asturias tiene el 89% de sus plazas ocupadas entre los días 2 y 4 de agosto, una media que llega a picos de entre el 99% para los alojamientos de cinco estrellas y del 98% para los de categoría cuatro y dos.

En el resto del norte, la región que más se aproxima a los porcentajes de ocupación asturianos es Cantabria, que tiene reservadas el 85% de sus plazas. Mientras, el País Vasco abrirá agosto con un 81% de ocupación y Galicia se queda en un 78%.

Y lo mismo ocurre en el ecuador del mes. En plena Semana Grande gijonesa y con la infinidad de fiestas que se celebran con el 15 de agosto como epicentro, el fin de semana posterior es casi imposible encontrar plaza en Asturias. La ocupación, a tres semanas vista, es del 93%. De nuevo es Cantabria la única región del norte que se acerca a esa tasa: tiene una ocupación prevista del 92%. País Vasco se queda en el 84% y Galicia en el 83%.

Unos números que vienen a dar la razón al que fuera consejero de Industria, Empleo y Turismo. Isaac Pola, el pasado día 13, en uno de sus últimos actos oficiales, aventuró que 2019 sería «un año de récord», ya que los balances de hoteles, casas rurales, campings y apartamentos turísticos durante el primer semestre así lo avanzaban. Y no tenía él, en ese momento, los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los publicados ayer indican que el pasado fue, para la hotelería asturiana, el mejor mes de junio de toda la serie histórica del INE. Nunca se había alcanzado la cifra de 182.222 turistas ni las 367.453 pernoctaciones en el sexto mes de año. Unos datos que suponen unas tasas de crecimiento del 2 y el 6%, respectivamente, frente a 2018.

Unos números, además, que pueden ser superiores de dar por válidas las cifras que maneja Divertia. La empresa que gestiona las políticas de ocio y turismo de Gijón lleva todo el año discrepando del INE. Así, dice el organismo oficial que Gijón perdió en junio un 5,1% de turistas y un 3,1% de pernoctaciones, al recibir 40.636 personas y comercializar 84.921 reservas. Divertia, sin embargo, eleva a 43.274 los clientes de hoteles y a 89.021 las pernoctaciones, lo que, para la empresa gijonesa, supone que el turismo en la ciudad creció entre un 1,1% y un 1,6%, respectivamente.

Provincia líder

Discrepancias al margen, lo cierto es que la hotelería asturiana ha cerrado un semestre al alza, con 715.251 viajeros y 1.380.408 reservas. Entre enero y junio, los hoteles de la región ganaron, cada mes, 6.349 reservas. Una recuperación hotelera que se notó en junio, mes en el que Asturias fue la provincia del norte con más clientes hoteleros tras Coruña. Según el último informe del INE, fueron 182.222 los turistas alojados en la hotelería regional, frente a los 200.890 de La Coruña.

Sin embargo, el resto de provincias quedó por detrás de ambas: Pontevedra (152.743 turistas), Vizcaya (140.421), Cantabria (139.247), Guipúzcoa (114.748), Lugo (76.070), Álava (37.469) y Orense (30.200).

Los motores del crecimiento asturiano fueron en junio destinos del oriente como Llanes, que creció un 4% de turistas y un 2% en reservas, hasta llegar a 11.352 viajeros y 23.592 pernoctaciones, y Cangas de Onís. En este caso, los crecimientos fueron del 14% y del 6%, hasta llegar a 20.315 clientes y 41.800 reservas. Para el INE, ni Gijón tuvo un buen mes, pese a que Divertia lo niega, ni Oviedo. La capital perdió un 5,6 de sus clientes y vendió un 3% menos de estancias. Cerró junio con 39.707 y 71.325, respectivamente.

Baja rentabilidad

Unos números rojos que el INE pone en las cuentas de Gijón y Oviedo que tienen su traducción en la tasa de ocupación y, sobre todo, en la rentabilidad. Pese al crecimiento y el liderazgo de junio, la tasa de ocupación media en Asturias fue del 43%. Solo tres comunidades -Galicia, Extremadura y Castilla-La Mancha- tuvieron menos.

Con las dos últimas conforma Asturias el trío de comunidades con menos ingresos por habitación disponible. En junio, los hoteleros asturianos ganaron 25,6 euros. Solo Extremadura (25,6) y Castilla-La Mancha (23,6 euros) ingresaron menos. En lo que fue líder absoluto la hotelería asturiana fue en bajar el precio. La tarifa media de junio fue la más baja del país: 54,7 euros.

Más noticias