Los efectos del frío polar se notarán en Asturias a partir de mañana

Paisaje de Tudela Veguín, bajo la helada, ayer. /Juan Carlos Román
Paisaje de Tudela Veguín, bajo la helada, ayer. / Juan Carlos Román

La Agencia Estatal de Meteorología activa el aviso amarillo por bajas temperaturas este jueves, cuando la cota de nieve se situará en los 500 metros

Marta Alonso Ron
MARTA ALONSO RONGijón

El frío sigue instalado en el Principado y, pese a que las temperaturas se han suavizado en las últimas horas respecto a las teregistradas el fin de semana y el lunes, la sensación térmica sigue siendo heladora, especialmente ayer, cuando las rachas de viento hicieron inapreciable el incremento de un grado de las mínimas y las máximas registradas. No obstante, pese a que hoy la sensación térmica es más agradables, la llegada de una masa de aire polar por el nordeste de la Península hará que el frío se vuelva a extender al resto del país en las próximas horas. Sin ir más lejos, la Agencia Estatal de Meteorología ha activado para este jueves y este viernes aviso amarillo por bajas temperaturas en Asturias.

Asturias se despide temporalmente de las fuertes heladas que cada mañana cubrían de blanco casi cada rincón del Principado. Detrás de ellas se encontraban registros que superaron los cinco grados bajo cero alimentados por cielos despejados que recrudecían la situación cuando se ponía el sol. Este miércoles la situación ha cambiado y las nubes cubren el Principado descargando las primeras precipitaciones en muchos días. Han sido débiles, y en forma de nieve a los 1400 metros, aunque está previsto que la cota baje a los 800 metros a lo largo de la jornada. En cierto modo, parece que el invierno asturiano va recuperando la normalidad o al menos las habituales nubes grises que en las últimas semanas se habían borrado del firmamento. La traducción en las temperaturas es un incremento progresivo a razón de un grado diario en las mínima que comenzó ayer. El domingo y el lunes se registraron mínimas de -5.4 grados en Tineo y Somiedo y, pese a que este último sigue siendo el concejo donde más frío está haciendo, ayer la mínima era de -4.4 grados y hoy de -3.4 grados.

El termómetro se desplomará por debajo de los seis grados bajo cero

No obstante, la situación se recrudecerá a partir de mañana como consecuencia de la masa de aire polar que ya se adentra por el nordeste de la Península y que se era que haga efecto en el Principado en las próximas horas. Así, a partir del jueves se activará el aviso amarillo por temperaturas mínimas que volverán a desplomar pudiendo alcanzar los seis grados bajo cero en algunos puntos de la Cordillera y de los Picos de Europa. Esto, unido a las precipitaciones débiles previstas, harán que la cota de nieve descienda a los 500 metros. La alerta de la Agencia Estatal de Meteorología se extenderá también a la jornada del viernes, aunque la semana finalizará con un ligero ascenso de las temperaturas y está previsto que la cota de nieve ascienda a los 900 e incluso a los 1.400 metros. Para el fin de semana, en principio se esperan temperaturas más suaves que las del pasado fin de semana aunque será conveniente esperar a transcurran los días para hablar de un pronóstico más acertado.

Más información

Síguenos