Asturias entra en junio con termómetros a más de 30 grados

Una familia consume helados en una jornada estival en Oviedo. / A. PIÑA
Una familia consume helados en una jornada estival en Oviedo. / A. PIÑA

Campings y casas rurales salvaron la caída hotelera tras lograr un nuevo récord turístico

CHELO TUYA GIJÓN.

Asturias entra en junio al alza. Con temperaturas en ascenso y con récord de visitas. Los 33,2 grados registrados ayer en Tineo volverán hoy a Cangas del Narcea. Y los 30 de Gijón se notarán en Langreo. Y con ninguna posibilidad de que llueva, como pronto, hasta el lunes. Un calor el meteorológico que también llegó a las cuentas turísticas. El tirón de los campings y del turismo rural cubrió la caída hotelera hasta permitir al Principado sacar pecho con los resultados del primer cuatrimestre del año.

Más información

«Tenemos buenas noticias, el turismo sigue creciendo: un 2,8% en pernoctaciones en el primer cuatrimestre y un 0,4% más en visitas, lo que supone un registro excelente, el segundo mejor de la serie histórica tras el año récord, 2017». Aseguró el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola.

Se refiere el consejero socialista a los 457.353 turistas y las 910.519 reservas cerradas entre enero y abril, un cuatrimestre en el que el tirón del turismo rural, «con los mejores datos de su serie histórica» y el de los campings salvaron la caída hotelera, que perdieron un 1,6% de clientes y un 0,9% de reservas.

Un 5,6% más de empleos

Pola prefiere destacar, sin embargo, «el crecimiento de la hotelería en municipios de menos de 100.000 habitantes, que han superado su registro histórico», algo que, explicó, coincide con la política regional «de desestacionalización y equilibrio territorial». No obstante, la patronal turística, Otea, había calificado de «desastroso» el resultado hotelero en el arranque del año.

Pola destaca también el crecimiento del empleo, con un 5,6% más en comparación con abril de 2018. Hay 5.330 personas en plantilla.