Asturias espera «un verano de récord turístico» tras el lleno logrado en Semana Santa

Unas niñas disfrutan ayer de una nueva jornada de playa en el arenal de San Lorenzo. / CAROLINA SANTOS
Unas niñas disfrutan ayer de una nueva jornada de playa en el arenal de San Lorenzo. / CAROLINA SANTOS

Toda la región superó el 90% de ocupación en los festivos, con Gijón como destino favorito y el occidente como el área de mayor crecimiento

GLORIA POMARADA / JUAN CARLOS ABAD / CHELO TUYA LLANES / OVIEDO / GIJÓN.

«Las previsiones para mayo son buenísimas». «Oviedo se ha beneficiado como nunca antes del turismo». «Lo ocurrido presagia que el verano será aún mejor que el del año pasado». Tras cerrar la «mejor Semana Santa de la década», tal y como ayer adelantó EL COMERCIO, políticos y empresarios expresaron su satisfacción por lo que queda por venir. La primera gran cita vacacional del año es, siempre, el termómetro que marca la salud del sector turístico a lo largo del año. «Y todo hace presagiar que el verano será mejor que el pasado. Magnífico. De récord».

Así lo aseguró el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Gijón. El edil de Foro Jesús Martínez Salvador aseguró que «no toca hacer declaraciones triunfalistas. El mérito es del sector, por su profesionalidad y ofrecer más calidad cada año».

Sin embargo, sí reconoce que Gijón «está creciendo mes a mes» y que la primera prueba de fuego, «la Semana Santa la hemos sacado adelante muy bien». Y Otea, la patronal que aglutina a diferentes entidades empresariales (hotelería, hostelería, rural y campings), pone números a sus palabras: «Gijón llegó al 97% de ocupación en viernes y sábado, con una media del 70% desde el 13 al 17 de abril».

Son los porcentajes más altos de la región, lo que no significa que el resto del Principado no haya colgado el cartel de completo. «Oviedo se mantuvo en una media de ocupación del 92% de jueves a domingo y del 55% en la mitad de la semana», variaciones que se resumen, según los datos de Otea, en que, a lo largo de los últimos nueve días, la hotelería ovetense tuvo ocupadas siete de cada diez plazas disponibles.

«La capital es la locomotora del turismo con miles de visitantes», aseguró el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Oviedo. El edil de Somos se felicitó de un programa festivo que incluye las jornadas gastronómicas 'Bocados del Cofrade' o la Oviedo Cup, «que logró hacer que más de 25.000 personas nos visitaran». En su opinión, «Oviedo se ha beneficiado como nunca antes del turismo de la región».

Un crecimiento que tiene también como protagonista a la oferta turística del occidente de la región. De acuerdo a los datos de Otea, «ha superado ampliamente las cifras del año pasado». Llegaron las comarcas del occidente asturiano al 90%, muy por encima «del 50% registrado el año pasado». Cuarenta puntos por encima que tuvieron su pico en Viernes Santo, con un 98% de ocupación.

Orientación y caballos

En el ala contraria, los turistas también encontraron acomodo: el oriente regional también superó el 90% de ocupación. Según las cifras de Otea, «el año pasado, la ocupación fue del 60%, este año se llegó al 94%». Al igual que en el resto de la región, el pico se registró en Viernes Santo. En el este de la región las reservas coparon el 96% de la oferta. «Estuvimos a tope», reconoce Javier Garaña, presidente de la Asociación Llanisca de Restaurantes (Allares). «El tiempo nos ayudó mucho», explicó su homólogo en la Asociación Riosellana de Turismo Rural (Aritur), Sabino Martínez. No obstante, no solo la meteorología fue clave, sino también «las actividades programadas».

En el listado incluyen los empresarios un listado de actividades, como el campeonato de orientación celebrado en Llanes «que contó con 1.700 participantes», y la tradicional carrera de caballos en la playa de Ribadesella atrajo a multitudes.

Tanto llenó la villa riosellana que temen que disminuya el interés en la siguiente escapada festiva: la de mayo. Sin embargo, en Llanes tienen claro que «las previsiones son buenísimas», con muchas más reservas que el año pasado. Unas reservas que llegaron esta Semana Santa en masa a la oferta hostelera. «La restauración ha obtenido unos buenos resultados en toda Asturias, con gran número de personas, sobre todo en las comidas», sentenció Otea.

Más información