Asturias exporta «con éxito» su modelo de gestión clínica en hospitales y Primaria

Alberto Fernández, Enrique González, Luis Hevia, José Manuel Llera y Tácito Virgilio Suárez, durante la jornada. / JUAN LLACA
Alberto Fernández, Enrique González, Luis Hevia, José Manuel Llera y Tácito Virgilio Suárez, durante la jornada. / JUAN LLACA

Gerentes sanitarios exponen que «debería ser la mejor manera de trabajar» y critican «la poca implicación de los profesionales»

LUCÍA R. LORENZOOVIEDO.

«El enfoque que se le dio a la gestión clínica en Asturias ha servido de modelo para otras comunidades autónomas y para el Gobierno de la nación para poner en marcha algunos planes que podían tener éxito tal y como lo estaban teniendo aquí». Así lo expresó ayer el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, durante su intervención en una jornada celebrada en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Fernández Muñiz explicó que la existencia de «unidades y áreas de gestión clínica funcionando ha dado desde el principio una oportunidad y un enfoque en el que los profesionales se implican en aspectos de la atención directa con los pacientes y en tener un nivel de autonomía».

El consejero de Salud también abordó el devenir de la gestión clínica. «Creo que tendríamos que poner el objetivo en la Atención Primaria aprovechando que va a haber una estrategia que se va a desarrollar mediante un decreto». Asimismo, detalló que «puede haber grupos, centros de salud de unidades que puedan formarse aprovechando este marco de gestión que le puede ser muy útil en cuanto a las experiencias de otros grupos que les van a marcar un camino». También destacó que «les va a allanar todo el esfuerzo que significa ponerse a trabajar con unas nuevas herramientas».

De los próximos pasos que habría que dar también hablaron los gerentes de cuatro de las ocho áreas sanitarias que tiene la región. El subdirector de Atención Sanitaria y Salud Pública del área sanitaria IV (Oviedo), Alberto Fernández, fue el moderador del debate. Enrique González Fernández, gerente del área III (Avilés), apuntó que «más que una manera de organizarse, debería ser el modo en el que deberíamos trabajar», mientras que Luis Hevia Panizo, gerente del área IV, señaló que «si el equipo directivo de una gerencia no cree en el modelo, va a ser incapaz de propiciar la ejecución». Su homólogo del área VI (Arriondas), José Manuel Llera, quiso destacar que «aquí no cabe hablar de voluntariedad, sino de un cambio cultural que vaya en esta dirección y de un marco estratégico donde se realice una implementación de la gestión clínica como una de nuestras líneas estratégicas de nuestro servicio de salud». Finalmente, el gerente del Área Sanitaria VIII (Langreo), Tácito Virgilio Suárez, criticó «la poca implicación de los profesionales» y propuso como solución «transmitir que la gestión clínica no se vea como una amenaza. Creo que un directivo tiene que ser un facilitador». Alrededor de 450 profesionales del ámbito sanitario acudieron a la jornada, 'Calidad y Gestión Clínica. Una mirada al futuro', para compartir experiencias y abordar el futuro de esta forma de trabajo.