Asturias lidera la tasa de longevidad

Asturias lidera la tasa de longevidad

Tiene ya más del doble de personas mayores de 64 años que menores de 16 | Sigue siendo la región más envejecida de España y supera en casi el doble a la media nacional (120), según un informe de la Fundación Adecco

M. MORO GIJÓN.

Asturias se sitúa como la comunidad autónoma que lidera la tasa de longevidad en España. Tiene 214 personas mayores de 64 años por cada 100 menores de 16. Este registro supone casi el doble que la media nacional (120), según un informe elaborado por la Fundación Adecco a partir de los datos que ha hecho públicos el Instituto Nacional de Estadística (INE). La región ha subido su índice cuatro puntos porcentuales respecto al año pasado, cuando la misma tasa fue de 210 personas mayores de 64 años por cada 100 menores de 16.

Las cifras actuales contrastan en Asturias con las de finales del siglo XX, cuando en el Principado se contabilizaban 63 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16 en 1985. De hecho, según el informe de Adecco, el índice de envejecimiento de Asturias ha subido de forma constante desde 1980, cuando se situaba en el 51,6%.

El Principado sigue siendo la autonomía más envejecida en el ranking nacional (214,4%), seguida de Galicia (195,2%) y Castilla y León (193,5%). En el otro lado, Ceuta y Melilla, Murcia, Baleares y Andalucía son las únicas regiones con una mayor proporción de jóvenes.

Desde el año 2000, España es un país envejecido, lo que significa que cuenta con más personas senior que jóvenes. El aumento de la esperanza de vida y la disminución de la tasa de natalidad son los principales causante de esta realidad. Se calcula que en 2030 los mayores de 65 supondrán el 30% de la población, frente al 18% actual. En este momento, cuando empiecen a jubilarse en masa los 'babyboomers' (nacidos entre 1958 y 1977), unas cohortes sensiblemente más reducidas deberán soportar el coste de la atención de las pensiones y sus cuidados sociosanitarios.

Futuro de las pensiones

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco , «la relación cotizante-pensionista es actualmente de 2,2, considerándose una ecuación sostenible a partir de 2,5 contribuyentes por cada jubilado. Si continúa esta tendencia, para 2052 se estima que, por cada persona inactiva, habrá poco más de una persona trabajando, lo que sin duda pone en peligro la sostenibilidad de nuestro sistema». Ante esta realidad, Mesonero destaca que «urge tomar medidas que frenen los efectos de este envejecimiento imparable: alcanzar acuerdos de Estado y dedicar un mayor porcentaje del PIB a la familia, impulsar políticas activas contra la discriminación por la razón de edad, sensibilizar al tejido empresarial para que apueste por la fuerza laboral senior, y empoderar a los demandantes de empleo de más edad para que adquieran herramientas clave que les permitan competir en el mercado del siglo XXI».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos