La nieve obliga al uso de cadenas en nueve puertos de montaña

Pajares. El equipamiento lenense sigue cerrado, pero cada vez más cerca de arrancar la temporada. / EFE
Pajares. El equipamiento lenense sigue cerrado, pero cada vez más cerca de arrancar la temporada. / EFE

Las estaciones confían en abrir la próxima semana | La nieve caída y la previsión de que continúen las precipitaciones acercan el inicio de la temporada de esquí

E. GARCÍA / Á. FUENTE GIJÓN.

La nieve caída en el Principado de Asturias ha obligado al uso de cadenas en siete puertos de montaña de la red secundaria de carreteras asturiana, según información del 112 de Asturias.

Son los puertos de San Isidro, Leitariegos, El Connio, Tarma, Cerredo, La Cobertoria, San Lorenzo, Somiedo y Ventana. Por otro lado, en la carretera AS-264 es obligatorio el uso de cadenas de Sotres hasta Cantabria.

Este domingo se esperan precipitaciones en gran parte de España, con 22 provincias en aviso por nevadas --entre ellas Asturias--, viento o fenómenos costeros, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Asturias tirita de frío, pero la nieve se hacía de rogar. Hasta ahora. Las nevadas de ayer y las previsiones de los próximos días hacen pensar que ya falta poco para que llegue el momento de poner en marcha los telesillas, algo que ansían los esquiadores, pero aún más los responsables de las estaciones de Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno.

A pesar de que la precipitación es todavía insuficiente para abrir las pistas y estrenar esta temporada de esquí que tendría que haberse iniciado a finales de noviembre del año pasado, crece la posibilidad de abrir al público a principios de la próxima semana. Así lo asegura el director del equipamiento lenense, Javier Martínez Iglesias, quien apunta a que las precipitaciones en forma de nieve en las pistas de Pajares «no son importantes», pero ayudan a asentar los espesores fabricados con el sistema de creación de nieve artificial en los días anteriores. Hay grosores de entre quince y veinte centímetros, cada vez más cerca del medio metro que precisa el inicio de la temporada. «Si sigue nevando así o más fuerte, como anuncian las previsiones, estaremos en disposición de abrir de forma inmediata en pocos días», aseguraba.

Más información

Situación similar es la que mantiene en vilo al director de Fuentes de Invierno, Jorge Fernández Fierro. «Sigue nevando y confío en que se pueda abrir a los esquiadores en pocos días. Esperemos que continúen las precipitaciones». Explica que «tenemos una media de unos veinte centímetros de espesor, que tiene que aumentar para afianzar una capa después de que pasen las máquinas quitanieves», anunció tras hacer una medición a última hora a pie de pista.

El Huerna, una hora cerrado

Donde sin duda se notaron las nevadas fue en las carreteras. La autopista del Huerna (AP-66), principal vía de comunicación entre Asturias y León, permaneció cerrada entre las once y las doce de la mañana para el paso de camiones, a consecuencia de las precipitaciones acumuladas. A lo largo de toda la jornada, la concesionaria de la vía, Aucalsa, mantuvo la recomendación de no sobrepasar los cien kilómetros por hora, obligando a los vehículos pesados a circular por el carril derecho y no realizar adelantamientos. Durante un par de horas, los camiones tampoco pudieron transitar por el puerto de Pajares (N-630), donde se registró la temperatura mínima de la región, dos grados bajo cero, a las 9.30 horas. Las cadenas eran necesarias para circular por otros siete puertos de montaña de la red regional de carreteras: San Isidro, Leitariegos, El Connio, Tarna, Cerredo, Somiedo y Ventana.

Hoy, la región continuará en aviso amarillo por nevadas y la cota de nieve podrá bajar hasta los 1.000 metros. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé lluvias generalizadas y persistentes. También se deprimirán los termómetros. En Oviedo se estima una mínima de seis grados y en Gijón, de siete.

 

Fotos

Vídeos