Asturias reclamará a Fomento un «plan de choque» para la red de cercanías

Uno de los trenes pintados con grafitis que estos días fue utilizado por Feve. / M. L
Uno de los trenes pintados con grafitis que estos días fue utilizado por Feve. / M. L

«Los problemas no son una maldición bíblica, se deben a la falta de inversión», remarca Barbón, que se reunirá con Ábalos el lunes

E. GARCÍA / P. SUÁREZINFIESTO.

El presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, reclamará al Ministerio de Fomento un «plan de choque» para la red de cercanías de la región. Lo hará el próximo lunes, durante la reunión con el ministro en funciones, José Luis Ábalos, en la que le acompañará su vicepresidente, Juan Cofiño. El encuentro, anunciado ayer, tendrá lugar en la sede ministerial a las cinco de la tarde. «Llevamos tiempo trabajando de forma discreta, pero queríamos una reunión personal», indicó Barbón.

Según avanzó, ahí abordarán «los grandes retos de Asturias» en materia de infraestructuras y tratarán de «poner en valor la defensa de nuestras posiciones como comunidad autónoma». Especial protagonismo cobrará la red de cercanías. Renfe Ancho Métrico -la antigua Feve-acumuló más de 4.000 cancelaciones durante los últimos cuatro meses. Esta situación «no es producto de una maldición bíblica», remarcó el presidente. «No es que esto haya sido así porque sí, sino que es consecuencia de la falta de inversión pública durante todos estos años», reprochó.

Los máximos representantes del Ejecutivo asturiano pedirán al Ministerio un «plan de inversión que constará de diversas fases», pero además reclamarán un «plan inmediato de choque para cuestiones muy concretas». Algo que, precisamente, pedían ayer en estas páginas los sindicatos, quienes auguraban «una catástrofe ferroviaria» este invierno.

La situación de deterioro en la que se encuentra la red ferroviaria es «un tema muy complejo». «Se ha dejado de invertir tantos años en las cercanías en Asturias que darle ahora la vuelta a esta situación exige muchos recursos», reconoció Barbón. No obstante, dada la «magnífica relación» que mantiene con el Gobierno en funciones, confía en contar con su apoyo. «Conocen nuestra teoría de que la región necesita para los grandes debates la influencia del Gobierno central», apostilló.

«Muchos apeaderos sobran»

El colectivo Asturias al Tren opina, por su parte, que «este desastre no se soluciona arreglando trenes». Exigen «una profunda reforma de la malla horaria y replantear el sistema de paradas», ya que opinan que «la red está inflada artificialmente y un 20% de sus apeaderos sobran». «Solo con arreglar los trenes, Feve no va a recuperar pasajeros», indicó su portavoz, Carlos García. «Los servicios no pueden hacer tantas paradas, tienen que ser más rápidos porque no hay público. En tiempos de Franco, el tren Gijón-Laviana tardaba una hora y media. Ahora, con Barbón, tarda lo mismo», reprochó García.

También se pronunció al respecto Paloma Gázquez. La diputada del PP en el Congreso de los Diputados preguntó al respecto si «la intención es dejar en caída libre la red de cercanías en Asturias, un servicio que adolece de mala calidad, pocas frecuencias y un tiempo de recorridos demasiado alto». «Esperemos que la reclamación de Barbón sea cierta y traiga dinero para la región», señaló.

Más información