Asturias, la región con más mujeres que no quieren tener hijos

Asturias, la región con más mujeres que no quieren tener hijosGráfico

Un 62% desearía concebir dos o más veces, pero no puede. Las asturianas son las que más culpan a la situación laboral de la falta de descendencia

RAMÓN MUÑIZ GIJÓN.

Las asturianas no tienen todos los hijos que quisieran y el mercado laboral es uno de sus mayores escollos. También destacan en el plano nacional por la elevada proporción de las que, directamente, no se plantean dar el paso. Esa es la radiografía que deja la encuesta de fecundidad publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) tras entrevistar a 17.175 personas en todo el país.

El sondeo se realizó a mujeres por encima de los 18 años y hasta los 55. En el tramo con más opciones -esto es, por debajo de los 40 años-, el 15,2% de las mujeres declararon no querer hijos, proporción que en Asturias remontó hasta el 21,4%. Marta Ibáñez Pascual, profesora de la Universidad de Oviedo especializada en el área de Género y Familia, defiende que «ahora las mujeres pueden elegir, y mayoritariamente eligen retrasar la maternidad o no tener hijos, por lo que la sociedad debe propiciar condiciones que las convenzan para dar el paso», expone.

El INE constata que Asturias está fracasando a la hora de ofrecer esas facilidades. El 62,13% de las encuestadas en la región confiesan que su deseo sería tener dos o más hijos, pero luego la realidad se impone. La comunidad tiene una de las tasas de fecundidad más pobres del continente, con 1,03 hijos por mujer en edad de tenerlo, según los últimos registros.

Noticias relacionadas

¿Qué ocurre para que mujeres que mayoritariamente quieren la parejita acaben teniendo, como mucho, un guaje? Parte de esa distancia responde a un mar de fondo. «Antes se tenían muchos hijos en la idea de que eran una inversión de futuro, los que darán seguridad al padre el día de mañana. En el siglo XIX empezó una transición demográfica en la que la idea predominante es tener menos hijos para darles más calidad y tiempo», ilustra la profesora Ibáñez. Ese fenómeno es común a las sociedades desarrolladas, pero «ahora ponemos el foco en la teoría de la reproducción. Es decir, entender por qué unos países consiguen cubrir el índice de reposición con dos hijos por madre y otros se quedan lejos», abunda.

Más información

El INE preguntó por ello. En Asturias, el 23% de todas las encuestadas se sentían demasiado jóvenes para embarcarse en la maternidad y el 18% adujo no desear críos. El 14,1% culpó, sin embargo, a las dificultades para conciliar trabajo y vida familiar, lo que supone la mayor proporción dentro del país. Las asturianas destacan también por ser las que con mayor frecuencia (un 13,91%) exponen razones de salud para no embarazarse.

La medida más demandada es la de incrementar los permisos de maternidad y paternidad. Le siguen las peticiones para flexibilizar la jornada laboral. El estudio acredita que tienen más hijos las mujeres con menos estudios y que al menos en Asturias la renta no lo es todo. El 61% de las mujeres que ganan entre 500 y 1.000 euros al año tienen hijos, una proporción que supera a otras encuestadas en mejor posición económica. Casi la mitad de las madres tuvieron su primer hijo tres o cuatro años más tarde de lo deseado.