Los termómetros asturianos, por encima de los 30 grados y subiendo

Un termómetro de Oviedo registra 31 grados este viernes. /Alex Piña
Un termómetro de Oviedo registra 31 grados este viernes. / Alex Piña

Tineo ha registrado este viernes la temperatura más alta, con 33,2 grados y mañana se espera que en puntos como Cangas del Narcea se alcancen los 33. Las temperaturas altas, con cifras poco habituales para la época del año, también se repiten en la costa donde el sábado se llegará a los 27 grados

Marta Alonso Ron
MARTA ALONSO RONGijón

Poco acostumbrada está Asturias a caprichos meteorológicos primaverales como el de este fin de semana en el que las temperaturas superarán los 30 grados en puntos del interior y se quedarán muy próximas a este registro en la costa. La situación, que ya desde este jueves venía ofreciendo un anticipo de cielos despejados y sensación térmica agradable, mantiene una progresión de cara al fin de semana en la que el mercurio va alcanzado registros cada vez más elevados y siendo el sábado el día en el que más calor se espera. Una circunstancia que, coincidiendo los días de descanso para la mayoría de los trabajadores, hace prever estampas de playas llenas en los próximos días.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ya había anunciado que la llegada del verano climatológico, que oficialmente comienza mañana, vendría acompañada de temperaturas incluso diez o quince grados por encima de lo que suele ser habitual en esta época del año. Pueden confirmarlo ya este viernes los vecinos de Tineo, donde se ha registrado la máxima de hoy: 33,2 ºC. Le siguen en la sucesión de temperaturas más elevadas de la región Salas, con 32,3 grados y Mieres, con 31,9. Oviedo se quedó muy cerca, con 31 grados. También en la costa, el calor invitaba a pensar que el calendario se ha saltado dos meses. Los termómetros de Gijón alcanzaban ya los 26 grados y 24 los de Llanes o Tapia de Casariego. Para este sábado, está previsto que el calor apriete incluso un poco más. La AEMET prevé que en concejos como Cangas del Narcea se alcancen los 33 grados mientras que Oviedo o Langreo rocen los 30. En la costa, localidades como Avilés, Navia o Gijón podrían llegar a los 27. La situación vendrá acompañada, al igual que en las pasadas jornadas, de cielos despejados y vientos flojos que no mitigarán el calor.

Esta especie de anticipo veraniego que se vivirá en la región el fin de semana, tendrá, no obstante, los días contados. El calor tenderá a remitir y ya a partir del domingo se espera la llegada de las primeras nubes que se incrementarán por la tarde sin descartarse que se produzcan precipitaciones débiles y dispersas al final del día en la zona del Occidente. El cambio también se hará notar en las temperaturas que comenzarán a descender y dará paso al comienzo de una semana en la que la situación podría ser totalmente opuesta a estos días, con los termómetros marcando registros ligeramente inferiores a los habituales en esta época del año.

Más información