Regreso a los días de sol y playa

Arenal de San Lorenzo atestado en momento de marea alta. / TAREK HALABI
Arenal de San Lorenzo atestado en momento de marea alta. / TAREK HALABI

Tras los nubarrones del sábado, los asturianos se echan a las playas con los termómetros llegando a los 27 grados

R. M.GIJÓN.

Sombrillas, toallas, bocatas y palas para jugar. Los arenales de la región recuperaron ayer su estampa veraniega tras una víspera marcada por los nubarrones, tormentas y chubascos. Los pronósticos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) se cumplieron y en parte de la región las últimas horas del sábado estuvieron protagonizadas por la intensidad de los chaparrones. En San Antolín (Ibias) se habían recogido 4,4 litros por metro cuadrado hasta las seis de la tarde y de ahí hasta la medianoche los cielos descargaron 16,8 litros por metro cuadrado más. Al final, el concejo del suroccidente marcó la cuarta mayor precipitación acumulada en todo el país el sábado.

La lluvia desapareció ayer y el sol volvió a lucir para quienes tenían hambre de verano. La máxima de la región la marcó Cabrales, con 27 grados, mientras en la costa Gijón lideró con 25,5. La falta de brisa, un índice ultravioleta muy alto y el oleaje moderado completaron una jornada óptima de playa en la que el Cantábrico se mantuvo en los 21 grados.

Más noticias

El sol será la tónica dominante al menos hasta el miércoles, según los modelos que utiliza la Aemet, si bien hoy se espera un viento flojo, más intenso en el litoral, y temperaturas algo más frescas por la noche. El parte anticipa máximas de 27 grados en Cangas del Narcea, 26 en Gijón, Langreo, Avilés y Oviedo, 25 en Llanes y 24 en Navia. Para mañana el calor amainaría como anticipo de los chubascos que se avecinan el miércoles.