El banco de leche materna del HUCA ha alimentado a 180 prematuros gracias a 123 donantes

El banco de leche materna del HUCA ha alimentado a 180 prematuros gracias a 123 donantes /
El banco de leche materna del HUCA ha alimentado a 180 prematuros gracias a 123 donantes

La OMS recomienda la lactancia materna de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida y complementada con otros alimentos, al menos, hasta los dos años

L. M. GIJÓN.

680 litros de leche materna procedentes de 123 donantes y 180 bebés, en su mayoría prematuros, alimentados gracias a estas donaciones. Son las cifras que reflejan la actividad del banco de leche materna que comenzó a funcionar a principios de 2017 en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). La Consejería de Sanidad dio a conocer ayer estos datos para, coincidiendo con el Día Mundial de la Donación de Leche Humana, que se conmemora hoy, agradecer la colaboración desinteresada de esas 123 madres y animar a muchas otras a seguir el ejemplo (pueden informarse en el teléfono 985652456).

Tras recibir las donaciones en el banco de leche del HUCA, el alimento se pasteuriza para disminuir al máximo el riesgo de transmisión de infecciones y se puede conservar, congelado, hasta un máximo de tres meses. Sus destinatarios son recién nacidos, especialmente grandes prematuros o bebés enfermos, cuyas madres no pueden proporcionarles suficiente leche. La que se recibe en el HUCA llega también a pequeños ingresados en hospitales de otras áreas sanitarias. Lo que pretenden los responsables del banco es que cada bebé se alimente de leche de una única donante o, si eso no es posible, del menor número posible de donantes.

En cualquier caso, se garantiza que reciben una alimentación que «aporta numerosas ventajas nutricionales frente a las leches artificiales, promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, protege de patologías infecciosas y crónicas y reduce la mortalidad infantil por enfermedades como la diarrea o la neumonía», recuerdas la Consejería de Sanidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida y complementada con otros alimentos, al menos, hasta los dos años. Además, «este sistema favorece la salud y el bienestar de la madre, ayuda a espaciar los embarazos, disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario, incrementa los recursos de la familia y resulta inocua para el medio ambiente», añade Sanidad.

Noticias relacionadas: