Bienestar dice ayudar al 85% de casos de dependencia pese a los 10.000 a la espera

Melania Álvarez. / DAMIÁN ARIENZA
Melania Álvarez. / DAMIÁN ARIENZA

El Observatorio penaliza su gestión y eleva a 40 las muertes mensuales sin ayuda, aunque el Principado defiende que es «la octava comunidad con menos demora»

CHELO TUYAGIJÓN.

En Asturias hay hoy, o a 31 de julio, según las últimas cifras oficiales, 360 personas menos con derecho a una ayuda a la dependencia que hace un año. Tienen derecho a una ayuda 25.258 asturianos. También son menos, en concreto 266, los que realmente reciben una de las prestaciones que recoge la Ley de la Dependencia. Es decir, ayuda a domicilio, teleasistencia, centro de día, plaza geriátrica, asistente personal o cuidador familiar. Según el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), son 21.516.

En el último año, Asturias restó en lugar de sumar en dependencia. Lo único que añadió fue personas a la lista de espera. Un total de 3.742 se incluyeron en lo que el Observatorio de la Dependencia denomina el 'limbo', es decir, el colectivo de personas que ya saben a qué ayuda tienen derecho, pero no la reciben. A esas se suman otras 6.757 que han solicitado ser valoradas, pero que aún no han recibido respuesta del Principado.

En total, 10.499 casos a la espera que han llevado al Observatorio de la Dependencia a suspender, lo hizo en junio, de nuevo la gestión que de esta ley realiza el Principado. Tal y como adelantó EL COMERCIO, se calcula que unas 40 personas fallecen cada mes sin la ayuda a la que tienen derecho. Con el mismo cálculo, 67 lo harán sin que siguiera hayan sido valorados.

Pese a estos números, el Gobierno regional quiso ayer sacar pecho con otros. En un comunicado de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, que tras las elecciones de mayo ocupa la socialista Melania Álvarez en sustitución de su compañera de partido Pilar Varela, dice que presta asistencia «al 85,18% de las personas dependientes», lo que supone «cinco puntos por encima de la media nacional». Añade, además, que es Asturias «la octava comunicad con menor lista de espera» y que se mantiene «por encima de la media nacional» en cuanto a prestación de servicios.

El usuario, más que el Estado

Lo que no dice el comunicado es quede los 21.516 asturianos que reciben la ayuda a la que tienen derecho, la mayoría opta por lo que la ley considera 'excepcional': la paga al cuidador familiar. Son 8.153 los asturianos que optaron por esta fórmula frente a los solo 2.352 que acuden a un centro de día.

Tampoco cuenta que el grupo de grandes dependientes, los de grado III, son ya minoritarios en el reparto de ayudas. Frente a los 6.630 asturianos en esa situación hay 10.106 calificados con de grado I. El Observatorio calificó de «inmisericorde» al Principado en su aplicación del baremo y las cifras parecen darle la razón: la mitad de las solicitudes quedan sin ayuda: 8.076 según el Imserso.

En lo que sí acierta el Principado es en su dardo al Gobierno central. La aportación del Estado para la financiación del sistema de dependencia no llega al 15%. Mientras, la Administración regional aporta el 66% del coste y los usuarios, con el copago, el 19%.