«El Biobanco necesita 150.000 euros al año para asegurar su supervivencia»

Enrique Caso, Pablo Ignacio Fernández, Ana Concejo, José Ramón Obeso, Wenceslao López, Francisco del Busto, Aurora Astudillo, José Ramón Riera y Emilia Sánchez, en el Palacio de Congresos de Oviedo, donde hoy concluye el noveno encuentro de Biobancos. /  P. LORENZANA
Enrique Caso, Pablo Ignacio Fernández, Ana Concejo, José Ramón Obeso, Wenceslao López, Francisco del Busto, Aurora Astudillo, José Ramón Riera y Emilia Sánchez, en el Palacio de Congresos de Oviedo, donde hoy concluye el noveno encuentro de Biobancos. / P. LORENZANA

Su directora científica, Aurora Astudillo, urge la ayuda del Principado para un centro que suma 170.000 muestras desde su creación en 2000

LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

El Biobanco del Principado de Asturias, uno de los primeros que se creó en España -hace dieciocho años- tiene congeladas en estos momentos 170.000 muestras de 20.000 donantes. La mayor parte, en torno al 60%, son tumores. Otro 35%, muestras líquidas (ADN, plasma, suero, orina, líquido cefalorraquídeo). Y apenas un 5%, cerebros. Los fondos que custodia nutren buena parte de las investigaciones que se realizan en el Principado. También algunas de fuera de Asturias, e incluso de fuera de España. Esas 170.000 muestras son una cantidad nada desdeñable. Pero en las instalaciones que ocupa en los sótanos del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde está ubicado físicamente, «aún tenemos espacio para crecer», constata el coordinador del Biobanco, Pablo Isidro Marrón.

El problema es que el centro se enfrenta a un futuro incierto. Con una «exigua» financiación y sin fondos suficientes para garantizar la actividad más allá de dos años vista, precisaría de una inyección de 150.000 euros al año «para asegurar su supervivencia». Así lo aseguró ayer la directora científica del Biobanco, Aurora Astudillo, antes de participar en el IX Congreso Nacional de Biobancos, que desde el miércoles y hasta hoy se celebra en Oviedo.

En declaraciones a este periódico, se refirió a la situación actual de un centro en el que trabajan en la actualidad cinco personas: «No tenemos una financiación pública ni para el banco de tumores, ni para el de ADN ni para el de cerebros. Estamos en precario». Sus únicos ingresos -que se van en las nóminas del coordinador y los dos técnicos»- proceden del Instituto de Salud Carlos III y del Instituto Universitario de Oncología del Principado, de cuya mano nació el Biobanco, en 2000, y que son «un apoyo fundamental». Pero, apuntó Astudillo, «si no fuera porque el hospital nos ayuda con los consumibles, no podríamos sobrevivir». La propia Astudillo e Iván Fernández Vega, responsable del banco de cerebros, no reciben un solo euro por su trabajo como patólogos en el Biobanco. Trabajan, dice ella, por puro «entusiasmo» y porque «creemos en esto». Por eso, «vamos a sacar cerebros en fines de semana y fuera de las horas en el banco de tejidos neurológicos porque creemos que Asturias tiene derecho a que los pacientes con demencia tengan información detallada sobre qué tipo de demencia tienen, porque no todo es alzhéimer».

La cuestión es que los proyectos financiados por el Instituto Carlos III cada vez disponen de una dotación económica menor. Y por menos tiempo. «Antes eran proyectos cuatrienales y ahora, trienales». Y así, «cuando preparamos el plan estratégico de 2013 y nos pedían asegurar la supervivencia a cinco años me preguntaba ¿cómo lo vamos a hacer? No puedo garantizar nada de dos años en adelante», lamentó Astudillo.

La directora científica del Biobanco del Principado reconoce que «no me gusta hablar de dinero, porque parece que en investigación estamos siempre pidiendo», pero considera más que justificado disponer de una estructura estable para poder investigar. «Alguien lo tiene que entender, alguien lo tiene que introducir en el organigrama y alguien tiene que hacer un programa de inversión en ese aspecto».

De momento, han conseguido ser incluidos dentro del Instituto de Investigación Sanitaria. «Parece que pronto se firmará», avanzó confiada Astudillo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos