«Esto no es el Bronx, no hay problemas graves en las clases»

«Esto no es el Bronx». Algunos de los representantes sindicales de los docentes asturianos recurrieron ayer a la comparativa con el barrio neoyorquino para sostener que los centros educativos de la región «funcionan» y en ellos «no hay grandes casos de problemas de autoridad». En la mayoría de los casos, apunta Borja Llorente, de CC OO, la convivencia «es positiva».

Y mejoraría, a juicio de los sindicatos docentes, si la administración aumentara las plantillas, reforzara el personal y redujera las ratios. La ecuación es sencilla: «Con menos alumnos por aula sería mucho más sencillo gestionar los posibles conflictos», sostiene Tino Brugos, de Suatea. «La convivencia no se mejora solo con medidas coercitivas, son necesarios personal y recursos», añade Maxi Fernández, de UGT.