Del Busto no espera «muchas derivaciones» a otros hospitales

Del Busto no espera «muchas derivaciones» a otros hospitales

L. M. OVIEDO.

El decreto de tiempos máximos que ayer entró en vigor -y que establece dos meses para determinadas pruebas diagnósticas y primeras consultas externas y seis meses para unas intervenciones quirúrgicas concretas- conllevará posibles derivaciones de pacientes a otros centros para poder cumplir esos plazos. Tanto a hospitales públicos como concertados. Sin embargo, el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, aseguró ayer que no espera que se produzca una cifra elevada de derivaciones. «Hay lugares en los que estamos apretados en determinadas patologías muy específicas dentro de determinadas especialidades, sobre todo por propia decisión de los pacientes. Pero esas mismas patologías están mucho más holgadas e, incluso, no llegan ni a los treinta días de espera en otros hospitales», puso como ejemplo. «Con el tiempo conseguiremos que a todos los pacientes se les pueda ofertar un lugar público» donde ser atendidos.

Los usuarios que esperan por una consulta o una prueba diagnóstica en el Sespa y vean que termina el plazo de dos meses deberán presentar una reclamación en la Oficina de Atención al Paciente. Entonces, Sanidad le ofrecerá un centro alternativo. Lo mismo ocurrirá con quienes aguarden por una de las seis intervenciones quirúrgicas contempladas en el decreto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos