El campus de Mieres, al 40% de su capacidad

Poco aprovechamiento. Interior del gimnasio del centro deportivo del campus de Mieres, muy bien equipado pero con escasos usuarios. / FOTOS: JUAN CARLOS ROMÁN
Poco aprovechamiento. Interior del gimnasio del centro deportivo del campus de Mieres, muy bien equipado pero con escasos usuarios. / FOTOS: JUAN CARLOS ROMÁN

Solo 900 personas estudian en la Politécnica, con capacidad para 2.279 alumnos en sus 25 aulas

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

El campus universitario de Mieres fue una de las grandes apuestas de regeneración de las comarcas del carbón dentro de los planes de la reconversión. De ello da buena cuenta la inversión que se destinó a la construcción de este complejo: un total de 131 millones de euros, procedentes de los Fondos Mineros. El recinto fue inaugurado el 10 de junio de 2002 por el entonces Príncipe Felipe.

Y desde entonces la exigencia de que se dé un impulso definitivo al campus siempre ha estado ahí. Por eso se generó una gran expectación cuando el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, desvelaba la existencia de una propuesta para ubicar un grado de Deportes -planteada por la facultad adscrita Padre Ossó- en el campus de Barredo.

Pero Mieres no es el único aspirante. Gijón ha presentado batalla y quiere esos estudios, que otras de las propuestas recibidas por la Universidad sitúan en esta ciudad. Unos y otros esgrimen sus argumentos y destacan sus ventajas. Además, en Mieres, insisten en que hay que aprovechar todos los recursos que tienen, que no han sido aprovechados lo suficiente desde que el equipamiento abriera sus puertas.

¿Qué es lo que da forma al campus mierense? Son cuatro instalaciones diferenciadas. El edifico principal alberga la Escuela Politécnica. Cuenta con una superficie de 15.586 metros cuadrados. Entre sus instalaciones, 25 aulas con una capacidad total para 2.279 alumnos; una biblioteca, con sala de estudio, que puede albergar a 270 personas; 152 despachos destinados al personal docente e investigador para 244 profesionales; y 55 laboratorios, que están asignados a diferentes áreas de conocimiento de las que se imparten docencia en el edificio.

Más información

Unas instalaciones atractivas en principio, pero que ahora se encuentran al 40% de su capacidad total. Cuenta solo con novecientos estudiantes. Cada curso pasan a formar parte de este campus unos 160 estudiantes, que tiene cuatro grados y uno doble. Ingeniería de los Recursos Mineros y Energéticos suma unos 25 alumnos en su primer curso, Ingeniería Geomática, una veintena; Ingeniería Forestal y del Medio Natural, 45; y, el que más demanda tiene, el de Ingeniería Civil, cuenta con medio centenar. El doble grado es de Civil y Recursos Mineros, con una veintena de alumnos en su primer curso. La escuela ofrece también másteres habilitantes para el desempeño de la actividad profesional. Uno especializado en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. El otro, de Geotecnología y Desarrollo de Proyectos SIG, que está orientado a proporcionar a los alumnos capacidades para adquirir, gestionar, analizar, interpretar y difundir información geoespacial, está pendiente de aprobación.

En este campus trabajan un total de 150 profesores, aunque de forma continua. Esto implica que comparten docencia entre Mieres y la Escuela de Minas de Oviedo. El campus de Barredo, que carece de departamentos, tiene adscritos solo a una treintena de estos docentes.

Otro de los edificios clave es el denominado Científico-Técnico. Fue inaugurado en 2011 y se convirtió en todo verdadero reclamo en sus inicios. Llegaron casi a completarse las ocho plantas que hay en su enrevesado interior, pero, en la actualidad, apenas tiene actividad. También se cuenta con la amplia residencia universitaria, que entró en funcionamiento en 2012, con capacidad para 150 personas. La ocupación apenas alcanza un 30% de su totalidad.

Y por último, están las instalaciones deportivas, muy infrautilizadas y que se presentan como el principal 'gancho' para atraer a Mieres el grado de Deportes que la Universidad estudia implantar. El complejo dispone de, al aire libre, cuatro pistas de pádel de hierba artificial, dos de tenis, un campo de fútbol 7 y una pista de tierra batida perimetral. En el pabellón de deportes se dispone de una pista multifunción, un gimnasio totalmente equipado con más de 300 metros cuadrados de superficie y salas de usos múltiples (tenis de mesa, bailes de salón...), además de una sauna. La propuesta de la Facultad Padre Ossó estima que se podría atraer a unos 80 alumnos por curso; con una implantación total, habría 240 estudiantes más en el campus, lo que supondría un incremento estimado del 30%.

 

Fotos

Vídeos