«Vueling nos ha dejado tirados»

Marta Fernández es una de las pasajeras que permanece en Barcelona debido a la cancelación del vuelo./MARTA FERNÁNDEZ
Marta Fernández es una de las pasajeras que permanece en Barcelona debido a la cancelación del vuelo. / MARTA FERNÁNDEZ

Los casi 200 pasajeros del vuelo de Barcelona que tenía que haber aterrizado anoche en Asturias siguen en la ciudad condal

CANDELA DEL VALLE

«Nos llegaron a ofrecer ir de Barcelona a Granada, de allí a Bilbao y, ya en el País Vasco, que nos buscáramos la vida para llegar a Asturias. Luego que pasáramos el gasto a Vueling, junto con la reclamación».

Los pasajeros del vuelo que Vueling debería haber operado ayer a las 22 horas entre Barcelona y Asturias siguen en la capital condal. A la cancelación de su vuelo, «que comenzó con el retraso de una hora», unen «la falta de información que nos ha dado la compañía y la mala atención recibida». Lo cuenta Marta Fernández que fue alojada por la aerolínea del grupo IAG, nacido de la fusión de British e Iberia y que conforman, además de Vueling, Air Nostrum e Iberia Express, en Girona. «Nos dijeron que en Barcelona no había hoteles, así que nos llevaron a hora y media de distancia de El Prat». También les dijeron que no había posibilidad de traerles a Asturias en un vuelo anterior. «Solo nos dieron plaza en el de las 22 horas de hoy».

Cuenta ella que «todo comenzó a las 20 horas, cuando no aparecía información de nuestro vuelo por ninguna parte». A las nueve ya salió en pantalla el aviso de retraso «hasta las 12.15», que acabó, pasadas las 23 horas, «en cancelado».

El argumento para el retraso fue «la tormenta que estaba cayendo en Barcelona» y que provocó el caos en El Prat «más del 80% de los vuelos estaban retrasados o cancelados», pero para la anulación Vueling esgrimió que «el aeropuerto de Asturias ya había cerrado». Sin embargo, la terminal asturiana tiene horario ampliado en verano, con apertura de 7 de la mañana a 2 de la madrugada. Un horario que las compañías pueden ampliar hasta dos horas.

Los problemas continuaron esta mañana, «cuando en el hotel de Girona nos dijeron que el último transfer de Vueling a El Prat era a las 11 de la mañana, que nada de marcharnos por la tarde».

Ahora, el grupo está ya en el aeropuerto catalán, «donde hay colas por todos lados». Esperan los viajeros, no obstante, «que no haya cancelación hoy, porque hace un sol impresionante».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos