https://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-carnaval-desktop.jpg

La música desbanca a la corte de Donald Trump en la yincana

La ópera del antroxu. / MARIETA
La ópera del antroxu. / MARIETA

Catorce vehículos se sumaron a la cita antroxera de la Escudería Avilesina que suma su trigésima octava edición

FERNANDO DEL BUSTO

No podía faltar al Antroxu de Avilés. Donald Trump y su corte, básicamente sus clones y Melania, se pasaron ayer por Avilés luciendo ese ya famoso 'América First'. No lograron su objetivo de volver a hacer América grande again porque la música se llevó la tostada de la yincana automovilística de la Escudería Avilesina. Así, La Ópera del Antroxu y su espectacular piano se llevaron el primer premio a los disfraces, quedando terceros en la clasificación general.

En ésta se impuso 'Thriller', otro homenaje al famoso tema de Michael Jackson que logró 88 de los 98 puntos posibles. El segundo puesto fue para The Piano Car que, aunque lograron los mismos puntos que el tercer clasificado, fueron más rápidos, imponiéndose así en el palmarés. Igual sucedió entre el cuarto y quinto clasificado.

El esfuerzo de la Escudería Avilesina contó con la participación de catorce vehículos, la mayor parte de ellos disfrazados: Thriller, La Casa de Papel, Los guerreros del Antroxu, Kiss Car Group... Compleja estuvo la decisión del jurado para premiar en la categoría de disfraces.

El parque cerrado se instaló en la plaza de Álvarez Acebal a las cinco de la tarde y, media hora después, comenzaban a salir los turismos. El buen tiempo animó a muchas personas a acercarse a ver la salida de los vehículos.

El recorrido era secreto, con seis paradas en diferentes controles en otros tantos establecimientos hosteleros. La ruta solo la conocieron los participantes según recibían las pruebas.

En ellas tuvieron que superar retos como encontrar una 'panolla', presentarse con una batería de cocina o con una docena de huevos. Después de tantos años, la gente de la Escudería Avilesina aún tiene ingenio para hacer sufrir, en el buen sentido del término.