La carne de ternera asturiana ecológica tendrá doble certificación de calidad

Javier González, Alejandro Calvo y Rubén Fernández, ayer, en Oviedo. / MARIO ROJAS
Javier González, Alejandro Calvo y Rubén Fernández, ayer, en Oviedo. / MARIO ROJAS

La indicación geográfica protegida y el Copae firman un convenio con el reto de llegar a los mercados de Italia, Polonia y China

MARCO MENÉNDEZOVIEDO.

Los consumidores que opten por la carne de ternera asturiana ecológica y de vacuno mayor están de enhorabuena. A partir de ahora, este producto tendrá una doble certificación de calidad, las que proporcionan la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ternera de Asturias y el Consejo de la Producción Agraria Ecológica del Principado de Asturias (Copae), en virtud de un convenio de colaboración que ambas entidades rubricaron ayer en Oviedo.

En realidad, ya trabajan juntas desde 2006, pero este convenio pretende ir más allá. El primer paso será su participación, del 17 al 19 de septiembre, en la feria Meat Attraction, que se celebra en Madrid. Ahí se muestran productos de primera calidad. Según explicó Rubén Fernández, presidente de la IGP Ternera Asturiana, «la feria está muy enfocada a la exportación y hay clientes extranjeros muy interesados en la carne de ternera asturiana, ternera asturiana ecológica y vacuno mayor». Esos países objetivo son Italia, Polonia y China.

El Copae tiene inscritos 727 ganaderos de la región, mientras que los de la IGP llegan a los 6.320. Amparadas por el doble sello de calidad están 155 explotaciones, que el año pasado produjeron 445.000 kilos de carne ecológica. Javier González, presidente de Copae, explicó que «en la producción ecológica asturiana la carne de ternera es su principal producto, que se vende casi íntegramente en Asturias». Es una apuesta por la sostenibilidad entendida tanto desde el punto de vista de la ganadería familiar como de la alimentación a base de forrajes, el bienestar animal y su distribución en canales de comercialización cortos, lo que baja la huella de carbono. Es un producto que «está controlado desde su origen, tiene una trazabilidad completa», remarcó González.

La Consejería de Desarrollo Rural actúa como 'padrino' de ambas entidades. Así lo indicó su titular, Alejandro Calvo, que destacó que el Principado realiza una aportación económica importante a cada una de ellas: «Somos parte de las dos marcas, aunque nuestra relación es individual con cada una de ellas».

La filosofía del Copae no incluye la exportación de productos, en aras de mantener una producción sostenible. De todas formas, sus responsables no cierran del todo esa posibilidad. Javier González aseguró que, «cuando haya disponibilidad suficiente de canales de carne ecológica, nos podríamos plantear la exportación, pero hay que tener en cuenta que nuestro objetivo es el canal corto de distribución, ya que es lo sostenible. Para nosotros es más interesante que el producto se consuma en Asturias, pero no vamos a cerrar ninguna puerta».

Comercialización «fuerte»

La comercialización de los productos agroalimentarios es fundamental para el sector en la región. Según explicó Alejandro Calvo, «primero hay que tener una comercialización fuerte y sólida de cercanía. Pero para la ternera asturiana hay que explorar los distintos mercados que reconozcan la calidad de nuestra carne y el modelo sostenible de producción».

La colaboración de marcas potentes que sirvan como tractoras del sector es fundamental a los ojos del nuevo Ejecutivo regional. El consejero de Desarrollo Rural recordó que en la pasada edición de la Fidma ya se firmó otro convenio entre la IGP Ternera Asturiana y la Central Lechera. Ambos acuerdos reflejan «la visión que desde el Gobierno regional tenemos para las explotaciones asturianas, que las grandes marcas agroalimentarias sepan lograr un tejido de calidad. Nuestro modelo de explotación es sostenible y encaja perfectamente en nuestra biodiversidad. Lo debemos situar fuera de las amenazas que representan los modelos vinculados a la intensificación. Asturias tiene que reafirmarse en su modelo de producción», remarcó Alejandro Calvo.