Desde abril se cazaron 31 de los 45 ejemplares previstos en el Plan del Lobo

Desde abril se cazaron 31 de los 45 ejemplares previstos en el Plan del Lobo

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

El Plan de Gestión del Lobo no está cumpliendo el número de ejemplares que habría que cazar cada año. Nicanor García, portavoz de Ciudadanos en el Parlamento asturiano, criticó esa falta de eficacia a pesar de que aumenta el número de daños que ocasionan en la cabaña ganadera y la conflictividad social.

El plan se desarrolla desde abril de un año hasta abril del siguiente. En la vigencia del actual ejercicio se abatieron 31 ejemplares de los 45 que como máximo prevé la normativa, según informó ayer el consejero Fernando Lastra, quien apuntó que «queremos cumplir el plan, pero no siempre tenemos éxito en las batidas».

El consejero defendió que «la caza forma parte de los mecanismos de control de las especies silvestres», pero advirtió de los debates abiertos entre ganaderos y ecologistas. Lo que tiene claro es que «el lobo ha colonizado gran parte de Asturias. Estamos ante una presencia real y la convivencia es difícil con la agricultura y la ganadería», remarcó el consejero.