«¿Por qué no hay ciclos de FP superior en los campus universitarios?»

José Saturnino Martínez, en su intervención en el congreso. / D. ARIENZA
José Saturnino Martínez, en su intervención en el congreso. / D. ARIENZA

«El paso entre niveles educativos debería ser flexible. Los alumnos se evitarían tantos recorridos y les ayudaría a integrar mejor sus competencias»

ELENA RODRÍGUEZ GIJÓN.

Profesor de Sociología por la Universidad de La Laguna, experto en análisis de datos educativos y asesor del gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero cuando era presidente del Gobierno, José Saturnino Martínez (Las Palmas de Gran Canaria, 1968) impartió ayer la conferencia 'Perspectivas y tensiones de la FP en España' en el congreso organizado por la Asociación de Centros de Formación Profesional, FPEmpresa, que reunió a 300 docentes en Gijón.

-¿Qué visión tiene de la FP?

-Está funcionando razonablemente bien. Desde el punto de vista de la inserción laboral y la remuneración, el mercado reconoce a quien se ha titulado en FP.

«Adelantar a los once años la edad para ir al instituto ha sido un desastre, un error»«La FP es buena. Ahora bien, forma en oficios con menor prestigio que los universitarios»

-El congreso lleva por título 'Ser profes@r de FP'. ¿Qué retos tienen?

-El suyo es un perfil complejo. Han de ser competentes en el oficio, en su transmisión y en trabajar con alumnos en edades muy complicadas. No es lo mismo formar a gente de treinta años que a estudiantes de catorce o quince. Es una tarea muy difícil.

-Está analizando la situación de la FP en un estudio internacional sobre desigualdades sociales. Detecta «tensiones». ¿De qué tipo?

-En primer lugar, sobre el diseño institucional de la FP. Es decir, si ha de ser como el modelo alemán, que consiste en enseñar un oficio con más horas en el taller, o como el francés, que se asemeja a un bachillerato técnico, con prácticas dentro del instituto. En España, las reformas han tendido hacia uno y otro. Esa tensión siempre existe y en cada país se resuelve de modo diferente.

-¿Hay más?

-Sí, en la selección del alumnado. ¿Puede entrar cualquiera o hay que exigirle un título? Desde 2014, con la LOMCE, en la FP básica se entra con quince años cuando el profesorado y la familia así lo deciden. De ahí pueden acceder al grado medio y superior. Antes, se exigía el título de ESO y Bachillerato y eso restringía el acceso. En EE UU, existe el modelo 'comunity college', donde no se pide nada y enseñan a partir de lo que uno sabe hacer. En Reino Unido se hace a partir de las acreditaciones de los niveles de competencias.

-Hablando de la FP básica. Apuntaba en su intervención que ya sabía que no iba a ir bien. ¿Por qué?

-En un momento de recortes en políticas educativas, en programas de apoyo, de aumento de alumnos por aula, si se le daba al profesorado la opción de derivar a los estudiantes con problemas a otro tipo de enseñanza, lo iba a hacer. La gente ha visto en ese espacio para enseñar a un oficio un lugar para sacar a alumnos conflictivos. Ni son niños, ni son jóvenes y los profesores requieren de inteligencia emocional. Si no están formados para tratar con este perfil, no funciona.

-Llaman la atención algunas de sus conclusiones. Entre ellas, que los dos primeros cursos de la ESO se cursen en los centros de Primaria.

-Antiguamente, durante la EGB, los alumnos estaban el centro hasta los catorce años. Y basta con mirar a otras culturas para saber que la edad en la que un niño deja de serlo está en los trece o catorce. Si, institucionalmente, los cambias de estatus para pasarlos al instituto cuando aún son niños, es un desastre. Te encuentras a niños que aún juegan a las canicas con otros que fuman. Sería bueno retrasar esa entrada en el instituto, cuando sepan que ya son otro tipo de personas. En Primaria, los profesores los conocen desde hace años y pueden manejarlos un poco mejor.

El prestigio de la enseñanza

-Es partidario de que convivan la FP Superior y la Universidad.

-Si uno ha cursado un ciclo de Animación Sociocultural y quiere estudiar Turismo en la Universidad, ¿por qué no puede estar en un campus? Ya hay universidades privadas que lo están haciendo. La transición entre niveles educativos debería ser más flexible. Ayudaría a ver el nivel de conocimientos al que uno quiere llegar y, sin tener que hacer tantos recorridos, volver a donde uno lo dejó. Integraría mejor las competencias profesionales. Las de la FP, las de la Universidad y las de un espacio intermedio.

-A los docentes les cansa que se hable de la falta de prestigio de la FP.

-La FP prepara para oficios con menos prestigio que la Universidad. Un auxiliar de clínica no tiene el mismo prestigio que un médico. Pero eso no quiere decir que los profesores hagan mal su trabajo. Se confunde el bajo prestigio de la FP con el de las ocupaciones para las que prepara.

-Decía uno de los ponentes que se han dado más ruedas de prensa de la FP dual que alumnos hay.

-La FP dual lleva años funcionando en Alemania y, para dar resultados, exige esfuerzo de las empresas de tamaño medio. Porque los empleados supervisan a los alumnos. No ocurre eso en las pequeñas. En cualquier caso, los alumnos de FP ya hacen prácticas en empresas. Y, sí, suena bien cualquier cosa con la palabra alemán, pero es mejor hacer reformas mejorando lo que tenemos en vez de copiar.