«En la Compañía no tapamos los abusos, damos prioridad a las víctimas»

Antonio Allende, delegado de Educación de la Compañía de Jesús. / E. C.
Antonio Allende, delegado de Educación de la Compañía de Jesús. / E. C.

Antonio Allende, delegado de Educación de los jesuitas, señala que «se actúa con rapidez en cuando se tiene la mínima sospecha»

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

«Nuestra prioridad son las personas que hayan podido sentirse abusadas en nuestros centros, queremos ponerlas por delante de cualquier otra consideración». Antonio Allende, delegado de Educación de la Compañía de Jesús, considera «prioritario» garantizar la seguridad de todos los alumnos y exalumnos de los colegios de los jesuitas. «Lo que queremos trasmitir es que son centro seguros, esas conductas no se toleran y en cuanto tenemos conocimiento actuamos con rapidez», añade.

Así hicieron el 12 de enero, un día después de que una joven gijonesa presentase una denuncia por los presuntos abusos sexuales sufridos en el colegio de la Inmaculada entre los años 2005 y 2008. Desde la Compañía de Jesús apartaron al denunciado, Jorge Enríquez Muñoz, superior de la orden en La Rioja y que anteriormente había estado destinado en Gijón como profesor de Religión y responsable de las actividades de montaña.

Además, el mismo jueves, cuando un exalumno comunicó otro supuesto episodio de abusos en el mismo centro, que se remonta cuarenta años atrás, la dirección de la Compañía de Jesús puso en marcha una investigación interna. «No tenemos una política de defensa, sino una política de poner por delante de todo a las personas que hayan podido sentirse abusadas en nuestros centros. La Compañía de Jesús no tapa ni cubre ningún caso de abuso, al contrario», señala Antonio Allende.

Se investigan dos casos en el colegio de la Inmaculada de Gijón, uno de ellos en el juzgado

La titular del juzgado de Instrucción número 2 de Gijón que se ha hecho cargo del procedimiento ha tomado declaración en calidad de investigado al sacerdote apartado como medida cautelar. La jueza está a la espera de tener en su poder los informes periciales y documentales solicitados para determinar si archiva el caso o si bien continúa con la instrucción para decretar la apertura del juicio oral.

Buzón de denuncias

Los jesuitas han habilitado con correo electrónico específico (proteccion@jesuitas.es) para recepcionar «cualquier testimonio o denuncia que se quiera hacer llegar en relación a comportamientos impropios de algún miembro de la Compañía de Jesús en España». «Reiteramos nuestra cercanía y apoyo a las posibles víctimas en su sufrimiento y nuestro firme compromiso para evitar que se produzcan este tipo de conductas que generan tan profundo dolor», señala la orden en el comunicado publicado tras conocer el presunto caso de abusos sexual continuado en el colegio gijonés. «La sola sospecha de comportamiento ilícito de un hermano nuestro nos duele profundamente, pedimos perdón y lamentamos profundamente que algo así haya podido ocurrir en una de nuestras instituciones», abundan.