Los concejales del PP e IU en Gijón se desmarcan de sus direcciones y piden el grado de Deportes

Los concejales del PP e IU en Gijón se desmarcan de sus direcciones y piden el grado de Deportes
El balcón de la Casa Consistorial de Gijón luce desde ayer una pancarta a favor de la implantación del grado de Deportes en la ciudad. / UCHA

Los partidos de la Corporación gijonesa urgen a la Universidad a tomar una decisión para evitar el enfrentamiento entre ciudades

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

Ni los concejales del PP ni los de Izquierda Unida en Gijón comparten la abierta defensa de sus direcciones regionales para que el grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte que se pretende para Asturias tenga como sede el campus de Mieres. Más allá de que ambos grupos municipales suscribieron en septiembre un acuerdo unánime del Pleno -iniciativa de los populares- a favor de la implantación de esos estudios en la ciudad, ahora no dudan en desmarcarse de los líderes de sus respectivos partidos que apuestan por Mieres como mejor opción.

«Serán las opiniones de Ramón (Argüelles) y de Gaspar Llamazares, pero no ha habido un debate interno en la coalición en el que se determinara una posición concreta», señaló el portavoz municipal de IU, Aurelio Martín, en referencia a las recientes manifestaciones del coordinador regional y del portavoz de la formación en la Junta General del Principado defendiendo la instauración del grado de Deportes en el campus mierense. Añadió que el apoyo a esta opción «ni se ha votado en ningún órgano, ni estaba en nuestro programa». No obstante, señaló que «a mí tampoco me ha llamado nadie para decirme que no defienda la candidatura de Gijón, y lo hago como Aníbal (Vázquez) defenderá la suya». Manifestó en este sentido su «convencimiento» de que la villa de Jovellanos «reúne todas las condiciones para acoger ese grado, y es legítimo que tanto el Ayuntamiento como yo lo defendamos, como lo es que lo hagan en Mieres».

De una manera similar se manifestó el portavoz municipal del PP, Pablo González. «Yo como concejal de Gijón, y desde una óptica local, creo que la opción tiene que ser esta. Pero eso es compatible con que el PP de Asturias, con criterios generales y valorando otras variables que yo no tengo por qué manejar, opte por otra», argumentó después de que la presidenta regional, Mercedes Fernández, apostara de manera reiterada por que el grado se asiente en Mieres.

Todos los grupos de la oposición municipal de Gijón coincidieron ayer en urgir a la Universidad que mueva ficha y ponga sobre la mesa una propuesta concreta. «A estas alturas tanto Gijón como Mieres han expuesto suficientemente sus argumentos. Sería bueno finalizar el debate, y la única forma de hacerlo es que quien tiene competencias tome una decisión. Porque da la sensación de que la Universidad está cómoda viendo cómo los ayuntamientos se enfrentan entre sí», señaló Aurelio Martín. El portavoz de IU en Gijón consideró que «hay que evitar que esta situación vaya a más» y, en referencia a las diferentes iniciativas de los ayuntamientos para hacer valer sus posturas, bromeó con que «igual proponemos a los dos alcaldes una movilización conjunta para concentrarnos a las puertas de la Universidad».

Jugando al mejor postor

Pablo González, del PP, considera que el rector «ha enredado mucho y alentó todas las posturas para jugar al mejor postor. Por eso ahora debe ser la Universidad la que desenrede esto y adopte una decisión en base a criterios técnicos, en los que Gijón no tiene comparación con ninguna de las otras opciones». El concejal lamentó la lenta reacción del Ayuntamiento y criticó que «ahora pretendan solucionarlo con firmitas». El portavoz socialista, José María Pérez, también consideró «lo más conveniente» que la Universidad «acelere y ponga encima de la mesa un proyecto que defina de una vez no solo el plan de estudios, sino qué se va a hacer, dónde y cómo. No responder a estas cuestiones solo sirve para que proliferen campañas que ayudan más al enfrentamiento entre asturianos que a la puesta en marcha de una titulación». Remarcó que él no tiene «ninguna duda de que Gijón es la ciudad más adecuada para albergar la titulación».

Mario Suárez, de Xixón Sí Puede, coincidió con el resto en que «la Universidad debe tomar una decisión cuanto antes, y también tiene que definirse el Gobierno regional, que está de perfil». Consideró «absurdo» alentar «una lucha entre localidades» y añadió que «este debate localista esconde la parte sustancial, y es que el grado tiene que ser público y el Principado debe garantizarle financiación. Rechazamos la opción privada». A partir de ahí, también sitúa Gijón como una propuesta «que reúne todas las condiciones». El portavoz de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, criticó «la irresponsable y absurda pugna localista de algunas formaciones políticos». Desde la defensa de la opción gijonesa, urgió a la Universidad a concretar su propuesta «al margen de cualquier injerencia política».

El Ayuntamiento de Gijón recogerá hoy firmas de apoyo en el Grupo Covadonga, de 11 a 14.30 y de 17 a 19 horas. Desde ayer lo hace también por internet, logrando el respaldo de 2.000 personas en tan solo ocho horas.

Más información

 

Fotos

Vídeos