La concertada pide calma y dice que Hacienda «no ha cambiado de criterios»

La concertada pide calma y dice que Hacienda «no ha cambiado de criterios»

O. ESTEBAN

A vueltas sobre las aportaciones de las familias a los centros concertados y la posibilidad o no de deducir esos gastos. Tras varios meses de debate e incertidumbre, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró hace unos días que las familias que hayan desgravado esas cuotas en el IRPF deberán hacer una declaración complementaria. Y se ha vuelto a abrir el debate. Escuelas Católicas, patronal de los colegios concertados, remitió una carta a todos sus centros asociados con dos mensajes principales. En primer lugar, pidiendo calma, «prudencia y tranquilidad». Según dicen, han mantenido contactos con los ministerios de Educación y Hacienda y «ambos nos confirman la ausencia de una campaña de revisión general de dichas deducciones: no ha cambiado la normativa reguladora ni el criterio interpretativo de la Agencia Tributaria».

De hecho, el propio ministerio así lo aseguró, «simplemente se vienen realizando controles puntuales desde hace tiempo en distintos puntos del territorio». En esos casos, y se si detecta una contraprestación al pago de esa cuota, se solicita una regularización. «No ha habido ningún cambio legal ni de criterio», dice Hacienda.

Escuelas Católicas habla de «interpretaciones alarmistas» de una respuesta del Gobierno a una pregunta parlamentaria de noviembre. La patronal insiste: «Hacienda se limita a recordar los preceptos legales en vigor», esto es, que las deducciones son legales «siempre que se cumplan los requisitos de la ley».

Escuelas Católicas analiza también el porqué de este debate público. «Nos ha sorprendido la magnitud y repercusión. Sabemos que existen organizaciones y sectores interesados en restringir la escuela concertada; por ello, no sería aventurado pensar que estamos ante una campaña para desestabilizar nuestro sector y generar incertidumbre e inseguridad entre los miembros de nuestra comunidad educativa». El secretario general de Escuelas Católicas, José María Alvira Duplá, que firma la carta, pide «mantener la calma y permanecer unidos en defensa de la libertad de enseñanza y de nuestro modelo educativo».

Por su parte, sindicatos como Suate insisten que «este asunto encubre una forma de financiación opaca de la escuela concertada».

 

Fotos

Vídeos