Adif confía en recuperar el tren con la meseta mañana

Zona en la que se producen los desprendimientos / Juan Carlos Román

Los operarios volaron las rocas del argayo, arreglaron la vía y pasarán la noche montando la catenaria

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

La lucha contra el argayo que amenazaba la conexión ferroviaria con la meseta está dando sus frutos y los operarios de la empresa pública Adif confían en poder recuperar la circulación mañana a primera hora. Finalmente las cuadrillas tomaron hoy medidas expeditivas, volando parte de las peñas cuya inestabilidad obligó a cortar el acceso a la rampa de Pajares el martes a las 16.30 horas. A continuación los operarios fueron revisando el argayo, de arriba a abajo, en una zona de difícil acceso y abundante arbustos, con el fin de desprender las rocas que habían quedado esparcidas. A las de mayor tamaño se las atacó con un martillo hidráulico para terminar de fragmentarlas.

Una vez descargada la ladera de piedras, entraron en acción los responsables de vía, que retiraron todo el material caído en la traza y sanearon los carriles dañados. Dada la pendiente de la ladera situada entre los túneles Congostinas y Renueva, no todos pedruscos aterrizaron en la vía; algunos al caer fueron rebotando y terminaron directamente en el río. La última fase del operativo consiste en reponer los cerca de 400 metros de catenaria que fue desmontada para maniobrar con libertad y preservar al hilo de contacto del impacto de las rocas. Para reforzar la tarea ha sido movilizada una vagoneta con base en Oviedo. Está previsto que la faena de tendido de la catenaria se prolongue hasta la madrugada, permitiendo la circulación del primer Alvia de la mañana, un Gijón-Madrid cuya salida de Sanz Crespo está programada para las 7.00.

Más información

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos