La contaminación se dispara y el Principado pide cautela a los que respiran con dificultad

El muro de San Lorenzo, a primera hora de hoy viernes./Damián Arienza
El muro de San Lorenzo, a primera hora de hoy viernes. / Damián Arienza

La falta de lluvia y viento facilita que las micropartículas se acumulen. Medio Ambiente precisa que «afecta a Gijón y Avilés»

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

Asturias tiene tal potencia industrial y dependencia del coche que bastan días sin viento ni lluvia para tener problemas de contaminación. La Consejería de Medio Ambiente informó de que «como consecuencia de un incremento bastante acusado de la estabilidad atmosférica se han producido subidas en las concentraciones de partículas» en el aire, según explicó la directora general Elena Marañón. El comunicado considera que «este episodio no debería suponer un riesgo para la salud» aunque «se recomienda que las personas con problemas respiratorios severos tomen las precauciones habituales y eviten realizar actividades al aire libre que impliquen esfuerzo físico».

Las subidas de micropartículas inferiores a las diez micras (PM10) y por debajo de las 2,5 micras (PM2,5) se han notado «en algunas estaciones de Gijón y Avilés; en Oviedo y la zona de las cuencas no se ha notado», concretó Marañón. En Gijón, la estación de Hermanos Felgueroso terminó el martes y el miércoles superando el límite legal marcado para los promedios a las 24 horas; ayer, a falta de los últimos registros, parecía quedar por debajo. La estación de medición de la avenida de la Argentina, en La Calzada, también incumplió el miércoles.

Las PM2,5 están más relacionadas con las emisiones diésel, no tienen un límite diario pero sí uno anual, establecido en 25 microgramos por metro cúbico. En la estación de Montevil el promedio del miércoles superó ese umbral, y todo indicaba que ayer también terminaría por encima.

Gente paseando en el Muro de Gijón.
Gente paseando en el Muro de Gijón. / Damián Arienza

En Avilés la instalación situada donde la estación de la ITV, conocida como Matadero, lleva toda la semana incumpliendo el límite de PM10. Es la única base del país que supera sistemáticamente tanto los promedios diarios como los anuales. El Principado lleva años tratando de convencer al Ministerio de Medio Ambiente de que el problema es su ubicación, que no hay apenas población viviendo en la zona y por tanto debe mudarse a otra ubicación para dar medidas más acordes a la normativa.

Los protocolos actuales establecen que una vez se confirman tres superaciones consecutivas, y cuando la Dirección General de Prevención y Control Ambiental constata que no es por un problema en la zona, activará el nivel de prealerta. Por ahora no considera llegado ese momento que impone restricciones a la circulación de camiones y otras cautelas. Con todo, el Principado se dice «vigilante». El pronóstico es que hoy siga la estabilidad atmosférica pero «ya para el sábado y fin de semana no está previsto que continúe», avanza Marañón. «La dispersión de contaminantes será la normal y no esperamos valores anormalmente altos», razonó. Con todo, su equipo revisará hoy el último pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para confirmar la progresión.

Buen tiempo y arena sucia

En principio la agencia prevé hoy máximas en ligero ascenso en el litoral, con 20 grados en Gijón, 19 en Avilés, 21 para Llanes y 17 en la zona de Navia. No se descartan tormentas aisladas por la tarde. Los mayores calores en todo caso seguirán en el interior, donde ayer se logró una máxima de 27,4 en Lena, 26,6 en Cabrales y una décima menos en Tineo.

El sol atrae a los primeros bañistas, que en Gijón encontraron sorpresa sobre el arenal de San Lorenzo. Una gran mancha de carbón que se cree procedente del 'Castillo de Salas' volvió a teñir de negro la playa.

El tiempo favorece la actividad al aire libre y al respecto el Servicio de Emergencias lanzó un aviso. Las probabilidades de aludes son limitadas tendiendo a notables durante las mañanas. «Se advierte que es especialmente peligroso realizar recorridos a pie por la alta montaña, así como la práctica de deportes invernales como el esquí de travesía o la escalada de hielo», informan los especialistas.

 

Fotos

Vídeos