Los contratos de la variante de Pajares alargan la obra hasta principios de 2021

Trabajadores de Adif Alta Velocidad atendiendo el primer tren que entra en la variante de Pajares desde el lado asturiano. / JUAN CARLOS ROMÁN/
Trabajadores de Adif Alta Velocidad atendiendo el primer tren que entra en la variante de Pajares desde el lado asturiano. / JUAN CARLOS ROMÁN

El trabajo para tender la catenaria requiere de 15 meses y comenzará el año que viene. Los de ventilación y ladera están por salir a licitación

R. MUÑIZ / P. SUÁREZGIJÓN.

Los trabajos para terminar la variante de Pajares se alargarán hasta el primer semestre de 2021. Así lo indica el último contrato que el Ministerio de Fomento, a través de Adif Alta Velocidad, acaba de licitar.

Se trata del tendido de las catenarias de ambas vías desde La Robla a Campomanes, así como la puesta a punto de los sistemas asociados a esta alimentación eléctrica. La obra sale a un precio inicial de 14,7 millones y las empresas interesadas en hacerse con el encargo tienen hasta el 7 de noviembre para presentar sus ofertas. Luego la mesa de contratación deberá valorar la calidad técnica de las propuestas y confrontar los presupuestos, proceso que acostumbra a exigir de dos a cuatro meses. El depósito de las últimas garantías y la formalización del contrato añade un mes más de trámites. El pliego del concurso establece que una vez aterrice la empresa en los tajos, dispondrá de quince meses para ejecutar el proyecto que se le confía. De ellos doce son obra pura y dura y tres más de comprobaciones, pretratamiento y pruebas.

El proyecto es nuevo. Se tuvo que elaborar tras la decisión tomada por el Ministerio de Fomento el año pasado de abrir la variante con un túnel en vía de ancho ibérico y el otro con triple hilo (también denominado ancho mixto). «Los cambios en la vía decretados por el ministerio repercuten sobre la catenaria y calefacción de agujas», explican desde Adif Alta Velocidad. Ese es el motivo por el que tuvo que suspenderse primero, y rescindirse después, el contrato que se había adjudicado en 2013 para instalar la catenaria del túnel del lado oeste. El adjudicatario dejó casi todos los postes y pórticos colocados y el sistema de iluminación en los túneles, completado.

El nuevo contrato aprovecha lo que quedó a medio hacer en el lado oeste y prescribe la catenaria del túnel este, el que dispondrá de ancho mixto. «Con el nuevo contrato quedarán finalizados todos los trabajos de electrificación de la doble vía de la variante», subrayan en Adif Alta Velocidad.

La empresa pública está además redactando el proyecto de estabilización definitiva de la ladera de Campomanes, con la idea de acabarlo en diciembre. Luego tocaría someterlo a aprobación técnica y convocar la licitación, algo que también lleva su tiempo. El ejemplo lo ofrece el nuevo proyecto de ventilación, que en abril se encontraba en fase de supervisión técnica sin que aún haya madurado hasta convocar el concurso. El trabajo en los despachos avanza así mientras en los tajos FCC avanza en el montaje de las vías desde el lado asturiano.