Cooperación al desarrollo con voz y rostro de mujeres

Elisa Neila, Francisco Villaverde, Sara Combarros, Ángela Suárez, Andrea Galán, Laura Pertierra, Begoña Serrano y Aldara Arango. /  MARIO ROJAS
Elisa Neila, Francisco Villaverde, Sara Combarros, Ángela Suárez, Andrea Galán, Laura Pertierra, Begoña Serrano y Aldara Arango. / MARIO ROJAS

Once voluntarias viajarán a África y Latinoamérica con el programa Juventud Asturiana Cooperante

COVADONGA RODRÍGUEZ OVIEDO.

Son once y todas mujeres. Su objetivo es «visibilizar» lo que ocurre en otros lugares y «abrir la mirada a otras realidades». Una experiencia que les hará «crecer personalmente». Estas jóvenes voluntarias han sido seleccionadas para participar en el programa 'Juventud Asturiana Cooperante 2018', desarrollado por la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo.

En el mes de septiembre comenzará su aventura. Las jóvenes viajarán a diferentes países -Bolivia, Guatemala, Senegal, Sierra Leona, Tanzania, Colombia, Jordania, Perú y Colombia- para aportar su granito de arena en los diferentes proyectos que varias ONG vienen realizando en esos lugares. Los proyectos están relacionados con el ámbito profesional o de estudio de cada una. Y, sobre todo, van a aprender con el objetivo de transmitir todo ese conocimiento a su vuelta. «En España hay un claro problema de xenofobia, es necesario crear conciencia de que todos somos iguales», dijo Andrea Galán, que ya ha viajado como cooperante a varios países, entre ellos Colombia y Mozambique, y que este año vuelve a repetir experiencia en Bolivia.

Ángela Suárez, estudiante de Derecho, será la primera en irse. Lo hará la semana que viene -el resto, en el mes de septiembre-. Su destino es Colombia, donde estará en el comité de solidaridad con los presos políticos, que se centra en buscar mecanismos efectivos para la protección de personas integrantes de comunidades y organizaciones sociales vulnerables, víctimas de amenazas y agresiones. «Tengo muchas ganas, aunque cada vez que se acerca el día estoy más nerviosa», decía con una sonrisa en la boca.

Laura Pertierra se irá a Jordania a enseñar inglés a niños sirios que van a ser trasladados a Canadá, Estados Unidos y Australia. «Creo que es necesario hacer que se conozcan otras realidades para que se produzca un cambio», reflexionó. Pertierra también esta muy nerviosa, su mayor miedo es que «no haya nadie en el aeropuerto para recogerla». Pero las ganas son superiores al miedo.

El programa, que cuenta con un presupuesto de 24.219 euros, seleccionó a estas once voluntarias por su formación y experiencia en cooperación.

 

Fotos

Vídeos