El coronel González Martín insta a llevar «la cultura de la defensa hasta el último rincón»

González Martín juró el cargo en presencia de Vicente Bravo Corchete, Emilio Fernández-Piñeyro y Delia Losa. / ÁLEX PIÑA
González Martín juró el cargo en presencia de Vicente Bravo Corchete, Emilio Fernández-Piñeyro y Delia Losa. / ÁLEX PIÑA

El nuevo delegado de Defensa sustituye en el cargo a Bravo Corchete, que pasa a la reserva tras alcanzar la jubilación

MARCO MENÉNDEZOVIEDO.

El coronel Juan Luis González Martín tomó ayer posesión de su cargo como nuevo delegado de Defensa en el Principado, sustituyendo al coronel Vicente Bravo Corchete, que pasa a la reserva tras alcanzar la edad de jubilación. En un acto que estuvo presidido por el general consejero togado Emilio Fernández-Piñeyro y la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, el nuevo responsable calificó como fundamental en su labor durante los próximos tres años en este destino «la difusión de la cultura de defensa hasta el último rincón del Principado, aspecto éste que siempre he tenido en cuenta en mi actividad profesional desde mis inicios, consciente de su necesidad e importancia».

El coronel González Martín explicó que «la sociedad actual es deficitaria en el conocimiento de sus fuerzas armadas». Por ello, manifestó la importancia que tiene estrechar estos lazos, «conscientes de que la defensa nacional es una tarea compartida de todos los españoles y no exclusiva de un ministerio y sus ejércitos. La simbiosis entre milicia y sociedad es fundamental para el buen desarrollo de ambas».

Otro de los aspectos que quiso resaltar el nuevo delegado fue «el futuro laboral de aquellos militares que finalizan su compromiso con la patria». Apuntó que se trata de personal «con un bagaje y formación envidiable», por lo que se comprometió a seguir trabajando «en la misma línea de colaboración con los colectivos y asociaciones empresariales junto con las autoridades autonómicas y locales, conscientes del beneficio que supone para todos».

Seguirá el trabajo con empresas para facilitar la incorporación laboral de los exmilitares

El coronel tuvo especiales palabras de agradecimiento para su antecesor en el cargo, a quien considera su «maestro y mentor», ya que cuando fue destinado a Cabo Noval como teniente tras salir de la academia militar, Bravo Corchete fue su primer capitán. Con gran experiencia en misiones en el extranjero, ya que intervino en acciones en Bosnia-Herzegovina, Albania, Irak, Líbano y Afganistán, el coronel ejerció el mando de unidades paracaidistas y de operaciones especiales.

En la región desde 1995

Aunque de origen zamorano, reside en Asturias con su familia, presente en el acto, desde 1995 y lleva a gala su relación con el Principado, pues «en esta tierra adoptiva para mí, de gente generosa y hospitalaria, he llevado a cabo la mayor parte de mi vida profesional y familiar». Es más, recordó al Principado como «origen de la nación española, aquí se forjó nuestra cultura, nuestro coraje y temple, nuestra esencia hispánica».

El acto de toma de posesión se celebró en la sede de la Delegación de Defensa, en Oviedo, y concitó a buena parte de la sociedad asturiana, como Rita Camblor, consejera de Presidencia del Principado; Celia Fernández, vicepresidenta de la Junta General del Principado; Ignacio Cuesta, vicealcalde del Ayuntamiento de Oviedo; Teresa Sanjurjo, directora de la Fundación Princesa de Asturias; Luis Noguera y Antonio Sabino, de la Cámara de Comercio de Avilés; Félix Baragaño, presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, y Luis Rubio e Isabel Moro, del Ateneo Jovellanos, entre otros.

Pero también las fuerzas armadas tuvieron una nutrida representación, como el coronel José Antonio Gutiérrez, jefe de zona del Ejército del Aire; el comandante naval Carlos Orueta; el coronel Francisco Javier Almiñana, jefe de la XIV zona de la Guardia Civil, y Juan Jesús Herranz, jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en Asturias.